¿Cómo puedo saber si mi bebé tiene ictericia?

Para saber si su bebé recién nacido tiene ictericia, observe si sus ojos o encías presentan un color amarillo. Si su bebé es de piel clara, puede también hacer la siguiente prueba: presione ligeramente el pecho del niño con la punta de los dedos y observe si la piel se torna amarilla al aplicar la presión.

La ictericia neonatal no es una enfermedad. Se trata de una adaptación del metabolismo del recién nacido y tiende a desaparecer en la primera o segunda semana de vida.

La ictericia ocurre debido al exceso de bilirrubina, una sustancia de color amarilla que resulta del metabolismo de la hemoglobina (sustancia que da el color rojo a los hemocitos de la sangre).

En los recién nacidos, los niveles de bilirrubina normalmente están más elevados debido a la mayor cantidad de globulos rojos y porque el hígado del bebé aún no es capaz de metabolizar el exceso de bilirrubina.

La icteric neonatal es más intensa entre el segundo y tercer día de vida, por lo que normalmente esta condición es detectada y tratada en la sala de maternidad. Sin embargo, en caso de detectar la ictericia estando ya en casa, contacte a un pediatra o lleve al bebé al hospital para ser evaluado.

El tratamiento de la ictericia neonatal se realiza con fototerapia, que consiste en la aplicación de luces fluorescentes azules en la piel del bebé, Estos baños de luz ayudan al cuerpo a metabolizar y excretar la bilirrubina.

Hay casos en que la ictericia es causada por una incopatibilidad sanguínea entre la madre y el bebé o alguna otra enfermedad. Cuando esto ocurre, los niveles de bilirrubina pueden elevarse a niveles peligrosos y la ictericia puede surgir desde el primer día de vida. La fototerapia en estos casos es más intensa y prolongada y el tratamiento puede además incluir transfusión de sangre.

Cabe recordar que la ictericia neonatal normalmente no es perjudicial para el bebé. Solamente en casos muy raros, cuando los niveles de bilirrubina están extremadamente altos, el recién nacido puede sufrir daños neurológicos.

No obstante, en la gran mayoría de los casos, el organismo del bebé elimina a los pocos días el exceso de esta sustancia y la piel y los ojos recobran su color normal.

Última actualización el 4 de Mayo de 2018 a las 06:32 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados