Histeroscopía: qué es y cómo se realiza

¿Qué es la histeroscopia?

La histeroscopía es un examen que permite visualizar el interior del útero por medio de un pequeño tubo que con microcámara en la punta (histeroscopio). La histeroscopía o histeroscopia sirve para diagnosticar algunas enfermedades, tomar muestras para una biopsia y, en algunos casos, hacer pequeñas correcciones quirúrgicas.

Se trata de un examen parecido a la endoscopia, que se usa para ver el estómago y el esófago. Sin embargo, en la histeroscopia, se visualiza la cavidad uterina.

Entre las enfermedades que pueden diagnosticarse y tratarse por medio de la histeroscopia están los miomas, los pólipos y las infecciones uterinas, Este examen también se usa para investigar abortos repetidos y casos de infertilidad, ya que es capaz de identificar las causas que están impidiendo el embarazo.

Realización

La histeroscopía suele realizarse entre el día 5 y 14 del ciclo menstrual y puede realizarse en el consultorio, sin necesidad de anestesia o internar a la mujer. No obstante, cuando este examen causa dolor o incomodidad, se puede sedar a la mujer.

El histeroscopio se introduce con la mujer en posición ginecológica a través de la vagina hasta alcanzar el útero. Después, se inyecta CO2 y suero fisiológico en el útero para dilatar sus paredes y obtener imágenes a alta resolución transmitidas por la microcámara a un monitor.

La histeroscopia tiene una duración promedio de 15 minutos y la mujer no necesita guardar reposo después de este procedimiento, por lo que puede seguir con sus actividades diarias con normalidad.

En algunos casos, puede haber un pequeño sangrado y cólicos por algunos días tras la realización del examen.

Indicaciones y contraindicaciones

La histeroscopia es indicada en casos como:

  • Sangrado uterino anormal;
  • Pólipos;
  • Miomas;
  • Cáncer uterino;
  • Crecimiento anormal del útero;
  • Presencia de agentes extraños en el útero;
  • Malformaciones uterinas;
  • Cicatrices hipertróficas;
  • Endometriosis;
  • Uso de DIU sin hilo;
  • Abortos repetidos;
  • Infertilidad.

La histeroscopia es contraindicada cuando la mujer está embarazada o padece de enfermedad inflamatoria pélvica y no ha recibido tratamiento, así como en caso de infecciones vaginales.

Para más información, consulte a su ginecólogo.

Última actualización el 30 de Octubre de 2018 a las 02:04 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados