Hipertrofia uterina

Hipertrofia uterina: qué es, causas y tratamiento

¿Qué es la hipertrofia uterina?

La hipertrofia uterina es el aumento del volumen del útero, provocado por el aumento del tamaño de las células musculares y del tejido conectivo presente en el órgano.

La hipertrofia es una adaptación de las células para soportar un esfuerzo mayor. Un ejemplo de esto es la hipertrofia derivada del ejercicio, en la cual el músculo incremente su tamaño para soportar el aumento de la carga de trabajo.

¿Cuáles son las causas de la hipertrofia uterina?

La hipertrofia uterina ocurre durante el embarazo para aumentar la resistencia de la pared del útero. Se trata de una de las adaptaciones que el útero sufre para poder abrigar al feto durante su desarrollo.

Al inicio de la gestación la hipertrofia del útero ocurre principalmente por estímulos hormonales. Después del primer trimestre, el aumento del volumen uterino se debe al crecimiento del feto.

Sin embargo, puede suceder que el útero no vuelva a su tamaño normal después del embarazo, permaneciendo hipertrófico.

Esto sucede frecuentemente en mujeres que ya han tenido varios hijos o han dado a luz a más de un bebé en un mismo parto (gemelos).

En estos casos, los síntomas más comunes de la hipertrofia uterina son los cólicos menstruales y el aumento del flujo menstrual.

Además del embarazo, la hipertrofia uterina también puede ser causada por la adenomiosis, que es la invasión de la capa interna del útero (endometrio) en su porción muscular (miometrio).

A pesar de ser un padecimiento benigno, la adenomiosis puede causar:

El diagnóstico de la hipertrofia uterina se realiza a través de un examen de ultrasonido por el ginecólogo.

¿Cómo se trata la hipertrofia uterina?

El tratamiento de la hipertrofia uterina depende de su causa, y puede constar de cirugía o terapia hormonal.

El tratamiento hormonal de la hipertrofia del útero puede realizarse con gestrinona, una hormona anti-estrogénica, debido a que el estrógeno estimula la hipertrofia uterina.

La gestrinona puede ser aplicada en forma de implante. La ventaja que presenta esta en modalidad es que la hormona no pasa por el hígado, sino que entra directamente en la corriente sanguínea por la piel.

Además, el implante permite que la hormona sea liberada lentamente, actuando también como un anticonceptivo, ya que inhibe la ovulación y la menstruación durante un año.

Es responsabilidad del ginecólogo evaluar el grado de hipertrofia uterina y el mejor tipo de tratamiento, de acuerdo con cada caso.

¿Puedo embarazarme si tengo hipertrofia uterina?

, las mujeres con hipertrofia uterina pueden embarazarse, aunque la condición puede dificultar el embrazo. La hipertrofia del útero altera su estructura, pudiendo causar infertilidad.

Esto se debe a que la pérdida de la estructura normal de la musculatura uterina puede interferir en el transporte de los espermatozoides a través del útero, dificultando la fecundación del óvulo.

Una causa frecuente de la hipertrofia uterina es la adenomiosis, que es la invasión de la parte más interna del útero (endometrio) en la capa muscular del órgano (miometrio).

Además de la hipertrofia uterina, la adenomiosis provoca diversas alteraciones estructurales y funcionales en el útero que pueden impedirle a la mujer quedar embarazada, tales como:

  • Alteraciones en la vascularización del endometrio, que pueden impedir la implantación del embrión en el útero;
  • Interferencia en la transportación del óvulo por las trompas hacia el útero;
  • Anomalías moleculares;
  • Problemas en la secreción de proteínas de adhesión en el endometrio;
  • Alteraciones genéticas;
  • Altas concentraciones de radicales libres en el útero.

El tratamiento de la adenomiosis y de la hipertrofia uterina se realiza principalmente a base de medicamentos hormonales. De no haber resultados con la terapia hormonal, el tratamiento es quirúrgico.

El diagnóstico y el tratamiento de la hipertrofia uterina son responsabilidad del ginecólogo.

Última actualización el 15 de Septiembre de 2018 a las 07:22 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados