¿La hiperplasia puede transformarse en cáncer?

La hiperplasia endometrial puede volverse cáncer. Se trata de un aumento en la cantidad de células del endometrio, tejido que reviste la capa interna del útero. La hiperplasia de endometrio puede preceder un cáncer de endometrio o ser considerada factor de riesgo para desarrollar la enfermedad.

Las hiperplasias endometriales pueden ser simples, complejas o con atipias. Si bien todas son condiciones benignas, todas presentan cierto riesgo de tornarse cáncer, principalmente aquellas con atipias. El tratamiento puede realizarse con medicamentos o histerectomía (remoción quirúrgica del útero).

Sin embargo, existen varios tipos de hiperplasia y, en términos generales, son pocos los casos que pueden transformarse en un tumor maligno. Algunos ejemplos comunes de hiperplasia: hiperplasia muscular (aumento de la cantidad de células musculares), hiperplasia foveolar (aumento del número de células del estómago), hiperplasia benigna de próstata, que provoca un aumento considerable del tamaño de la próstata.

La hiperplasia es un aumento del número de células de un órgano o tejido. No obstante, esta multiplicación celular es autolimitada, localizada y las células son normales, es decir, no presentan características de células cancerígenas.

Por otro lado, en el cáncer (neoplasia maligna), las células proliferan de forma descontrolada y desordenada, pudiendo invadir órganos y tejidos vecinos.

Una hiperplasia puede ser fisiológica o patológica. En la fisiológica, la proliferación de las células busca atender las necesidades del organismo, como sucede con la glándula mamaria durante el embarazo. En la patológica, la hiperplasia suele derivarse de un estímulo excesivo, como sucede en la hiperplasia endometrial provocada por exceso de estrógeno.

Es importante recordar que, en la hiperplasia, la proliferación celular cesa cuando cesan los estímulos, lo cual no sucede en el cáncer.

Última actualización el 4 de Junio de 2018 a las 09:53 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados