Hiperglucemia. Azúcar alta

Hiperglucemia: qué es, causas, síntomas y tratamiento

Hiperglucemia o azúcar alta

La hiperglucemia es el término médico utilizado para cuando ocurre un aumento de los niveles de glucosa en la sangre. Los niveles normales de glucosa en la sangre son de hasta 99 mg/dl antes de comer y hasta 140 mg/dl después de comer.

Los niveles superiores a estos valores pueden sugerir crisis hiperglucémicas, por diversas causas, que se manifiestan a través de síntomas como mareos, dolor de cabeza y sed. Es fundamental buscar atención médica cuando los niveles elevados persisten.

En caso de sospecha de hiperglucemia, consulte a un médico (de preferencia un endocrinólogo) para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuados.

¿Qué causa hiperglucemia?

La hiperglucemia ocurre con más frecuencia en pacientes con diabetes tipo 1 y 2, ya sea por la insuficiencia del tratamiento medicamentoso o por la evolución de la enfermedad.

Otras causas son:

  • Diabetes mellitus primaria, secundario u otras enfermedades, como gripe o infección en general;
  • Abusos alimenticios;
  • Falta de ejercicio;
  • Síndrome metabólico.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la hiperglicemia:

  • Boca y piel seca;
  • Polidipsia (sed excesiva);
  • Poliuria (exceso de orina);
  • Hambre intensa y pérdida de peso;
  • Cansancio;
  • Dolor de cabeza, con náusea y vómitos;
  • Mareos;
  • Soñolencia;
  • Dificultad para respirar;
  • Aliento cetónico (debido a la formación de cuerpos cetónicos por el organismo).

En caso de sospecha de hiperglicemia, se deberá consultar a un médico (de preferencia un endocrinólogo), para ser evaluado y recibir el tratamiento adecuado.

Consecuencias de la hiperglucemia no tratada

La hiperglucemia raramente provoca síntomas agudos, aunque en ocasiones puede causar problemas visuales, sed intensa, aumento del volumen de orina y pérdida de peso, aunque a largo plazo. La hiperglucemia crónica puede acarrear consecuencias como las siguientes:

Tratamiento

Las personas con diabetes diagnosticada (causa principal de hiperglucemia) deben cambiar algunos de sus hábitos de por vida, ya que esta condición no tiene cura. Solamente por medio de un equilibrio perfecto entre dieta, ejercicio y medicamentos, podrá mantener su glucosa bajo control y evitar las complicaciones.

En su fase aguda y en los pacientes de diabetes mellitus tipo 1, la hiperglucemia debe ser tratada por medio del uso de insulina. Actualmente existen diferentes tipos de insulina. La más usada es la insulina “basal”, que se aplica de una a tres veces al día.

Los pacientes de diabetes tipo 2 suelen producir insulina y la gran mayoría de ellos la sigue produciendo por el resto de sus vidas. Se estima que solamente el 25% de estos individuos requieren dosis adicionales. Por ello, el inicio del tratamiento normalmente consiste en dieta y ejercicio. De ser necesario, el médico podrá prescribir antidiabéticos orales, que son comprimidos que aumentan la secreción de insulina o reducen la resistencia a su acción.

Actualmente existe una gran variedad de antidiabéticos, que pueden tomarse en conjunto para un mejor control de los niveles de glucosa.

En el embarazo, la hiperglucemia es muy peligrosa, ya que puede causar alteraciones en el feto, tales como: exceso de peso, causando un parto de riesgo; problemas respiratorios; hipoglicemia; ictericia y falta de calcio. Durante la gestación, el control de la hiperglucemia consiste en dieta y actividad física y, en algunos casos, uso de insulina.

Consulte a su médico general o endocrinólogo para recibir el tratamiento adecuado en caso de hiperglucemia.

Última actualización el 19 de Junio de 2019 a las 12:13 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados