Himen complaciente: qué es y cómo se trata

El himen complaciente es un himen más grueso y elástico, que normalmente no se rompe durante la primera relación sexual. Sus fibras son tan elásticas que el bien vuelve a su posición normal después de la penetración, sin ruptura.

Además, este tipo de himen no tiene aquella membrana que mantiene cerrada la parte central de la vagina, permitiendo que el pene pase por él.

Como son más difíciles de romperse, las mujeres con himen complaciente pueden sentir dolor al intentar la penetración.

La ruptura de este tipo de himen ocurre solamente después de muchas relaciones y, una vez que sucede, puede causar un poco de dolor y sangrado.

Los hímenes más finos, no complacientes, raramente sangran y la mujer suele no sentir nada.

¿Cómo saber si tengo himen complaciente?

No es posible saber con certeza si el himen es complaciente. El ginecólogo puede verificar la forma del himen, pero no hay forma de evaluar su elasticidad visualmente.

Sin embargo, si usted ya ha tenido relaciones sexuales y aún tiene himen, es posible que sea complaciente. Por ser más elástico que lo normal, este tipo de himen suele romperse sólo después de varias penetraciones.

Las mujeres con himen complaciente también pueden sentir dolor durante el acto sexual, ya que la ruptura del himen aún no se ha dado.

Para saber con certeza si usted aún tiene himen, acuda con un ginecólogo, Él podrá identificar su tipo de himen sin tener que realizar algún examen interno, además de aclarar todas sus dudas.

¿Existe cirugía para el himen complaciente?

No existe ninguna cirugía específica para reparar el himen complaciente. La única cirugía que incide sobre el himen es la himenotomía, que consiste en la abertura o remoción de la membrana y se recomienda principalmente a aquellas mujeres que tienen himen imperforado, ya que la falta de abertura en el himen obstruye el flujo menstrual.

El himen complaciente se define como un himen más elástico, que permite el paso del pene durante la penetración y por eso toma más tiempo en romperse.

No hay propiamente una indicación quirúrgica para los hímenes complacientes, aunque algunas mujeres pueden sentir dolor o incomodidad durante el acto sexual.

De ser ese el caso, acuda con un ginecólogo para identificar su tipo de himen y evaluar si hay o no necesidad de hacer una himenotomía.

Incluso los otros tipos de himen (cribiforme, septado, microperforado) pueden presentar variaciones en sus aberturas y obstruir parcialmente la menstruación, además de causar incomodidad en las relaciones sexuales, en la aplicación de cremas vaginales o en el uso de absorbentes internos.

En estos casos, la cirugía también es indicada para remover la porción central de la membrana.

Las adolescentes con himen imperforado pueden presentar dolor en la parte baja del vientre o en la espalda, dificultad para orinar y dolor al defecar.

Cuando la condición no causa síntomas, la himenotomía debe ser considerada solamente una vez que el órgano genital se haya desarrollado.

Última actualización el 6 de Octubre de 2018 a las 08:01 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados