Hidrocefalia: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es?

La hidrocefalia es la acumulación de líquido en el cerebro. Este líquido, llamado líquido cefalorarraquídeo, es producido por el cerebro y circula por todo el sistema nervioso central, lo cual incluye la columna vertebral, volviendo al cerebro para ser reabsorbido.

La función del líquido cefalorraquídeo es proteger e hidratar el cerebro y la médula espinal. Sin embargo, cuando hay algún trastorno en la producción, circulación o absorción de este líquido, se da la hidrocefalia.

La gran mayoría de los casos de hidrocefalia ocurre debido a problemas en la absorción del líquido, lo cual aumenta su cantidad al interior del cerebro.

El volumen normal de líquido cefalorraquídeo en adultos varía entre 100 y 150 ml, mientras que en bebés es de entre 40 y 60 ml.

La hidrocefalia puede surgir antes del nacimiento, durante la infancia o bien durante la adultez y puede tener diversas causas.

¿Cuáles son los síntomas de la hidrocefalia?

Los síntomas de la hidrocefalia en bebés recién nacidos o niños pequeños pueden incluir:

  • Irritabilidad;

  • Exceso de sueño o languidez;

  • Apnea o paros respiratorios;

  • Alteración de la forma del cráneo, cabeza más grande de lo normal con un crecimiento rápido;

  • Fontanela abierta y tensa;

  • Falta de equilibrio, dificultad para caminar;

  • Retraso en el desarrollo neurológico, psicológico y motor.

En niños más grandes y adultos, la hidrocefalia pude causar:

  • Dolor de cabeza;

  • Vómitos;

  • Dificultad para ver;

  • Cansancio o exceso de sueño.

La hidrocefalia puede también progresar lentamente, perjudicando el cerebro de poco en poco, lo cual puede provocar:

  • Dolor de cabeza;

  • Vómito;

  • Dificultad para ver;

  • Cansancio y sueño excesivos.

En el cao de hidrocefalia de presión normal, que ocurre en personas de la tercera edad, la enfermedad puede ser fácilmente confundida con Alzheimer o Parkinson debido a sus síntomas:

  • Dificultad para caminar;

  • Incontinencia urinaria;

  • Deficiencia cognitiva, marcada sobre todo por la pérdida de la memoria.

¿Cuáles son los tipos de hidrocefalia?

  • Hidrocefalia congénita: Surgen antes de nacer, en el desarrollo intrauterino;

  • Hidrocefalia obstructiva: Ocurre cuando el líquido cefalorraquídeo se acumula en el cerebro debido a una obstrucción que impide su flujo;

  • Hidrocefalia comunicante: Surge debido a un desequilibrio entre la velocidad de producción y la capacidad de absorción del líquido;

  • Hidrocefalia de presión normal: Ocurre en ancianos y es considerara un tipo de demencia.

¿Qué causa la hidrocefalia?

En el caso de la hidrocefalia comunicante, sus principales causas son:

  • Hemorragia intracraneal;

  • Traumatismo craneal;

  • Meningitis;

  • Idiopática (sin causa aparente).

En cuando a la hidrocefalia obstructiva, sus causas incluyen:

  • Malformaciones cerebrales;

  • Tumores;

  • Quistes.

La hidrocefalia puede ser tratada por el neurólogo. En el caso de niños pequeños y bebés, es responsabilidad del neurocirujano pediátrico.

¿La hidrocefalia tiene cura? ¿En qué consiste el tratamiento?

La hidrocefalia tiene cura. El tratamiento en la mayoría de los casos se realiza por medio de las llamadas válvulas de derivación. En este procedimiento, un catéter es colocado dentro del cerebro para drenar el líquido hacia otra parte del cuerpo.

El sistema se compone por un catéter ligado a una válvula que limita la cantidad de líquido que será drenado.

Una extremidad del catéter queda dentro del cerebro en contacto con el líquido cefalorraquídeo, mientras que la otra es pasada por debajo de la piel hacia otra parte del cuerpo capaz de recibir el líquido, que puede ser la vena yugular o la cavidad abdominal.

Otra forma de tratar la hidrocefalia es a través de la neuroendoscopia, generalmente utilizada en casos de hidrocefalia obstructiva, que ocurre cuando hay alguna obstrucción impidiendo el flujo del líquido;

La neuroendoscopia se realiza de la siguiente manera:

  1. Se realiza un pequeño orificio en el cráneo;

  2. Un tubo con una cámara de video se introduce en el cerebro;

  3. Se hace una pequeña perforación en una membrana muy fina del cerebro que se emplea como pasaje para que pueda fluir el líquido, corrigiendo así la obstrucción;

  4. El líquido vuelve a circular normalmente y la hidrocefalia es curada.

La neuroendoscopia se realiza en 30 minutos y es un procedimiento seguro, con una tasa de complicación inferior al 1%.

La gran ventaja de la neuroendoscopia en el tratamiento de la hidrocefalia es que hace posible tratar la hidrocefalia sin introducir materiales extraños en el organismo. No obstante, no siempre es posible utilizar este método, el cual se reserva casi exclusivamente para las hidrocefalias obstructivas.

Consulte a un neurocirujano para resolver sus dudas con relación a los tipos de hidrocefalia y la mejor forma de tratarlas.

Última actualización el 21 de Mayo de 2018 a las 08:02 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados