Hernia inguinal durante el embarazo. ¿Es peligroso?

La hernia inguinal durante el embarazo puede ser peligrosa debido al riesgo de aumento o estrangulamiento de la hernia, ya que durante la gestación el aumento de la barriga aumenta la presión intraabdominal, lo que puede agravar o causar una hernia durante este periodo.

El estrangulamiento ocurre cuando la hernia queda atrapada en la abertura que permitió su salida. Como resultado, la porción intestinal estrangulada sufre una torsión y deja de recibir sangre y oxígeno. La parte afectada por lo tanto muere y se rompe, pudiendo causar la muerte de la gestante y del bebé por infección generalizada.

Las embarazadas con hernias sintomáticas deben someterse a cirugía de corrección de la hernia durante o después del segundo trimestre de embarazo para evitar complicaciones que pueden ser fatales. Ya las hernias inguinales que no causan síntomas pueden ser tratadas quirúrgicamente después del parto.

Entre los síntomas de la hernia inguinal están la abolladura local, incomodidad, dolores intensos, náusea, vómito y malestar generalizado.

Lo ideal es que las mujeres con hernia inguinal que pretendan quedar embarazadas se realicen la cirugía de corrección por lo menos 6 meses antes del embarazo.

Para saber más, hable con el médico obstetra o médico de cabecera.

Última actualización el 3 de Junio de 2018 a las 11:39 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados