¿Es malo comer helado cuando se tiene gripe o garganta irritada?

Comer helado no hace daño cuando tenemos gripe, pero sí afecta en casos de garganta inflamada. El helado, agua fría y otras bebidas o alimentos fríos no empeoran los síntomas de la gripe y el resfriado, pero deben evitarse en casos de inflamación de garganta.

En la gripe, la temperatura del cuerpo y de los alimentos y bebidas ingeridos no interfieren en la enfermedad.

La gripe es causada por un virus que se esparce por el organismo. Comer helado no mejora ni empeora la enfermedad, por lo que no es necesario evitarlo.

En el caso de la garganta inflamada, la situación es diferente. El frío del helado puede alterar las defensas locales de las mucosas de la garganta de dos formas:

  1. Provoca una contracción de los vasos sanguíneos, lo que dificulta la cura de la inflamación. Siempre que hay una inflamación, los vasos sanguíneos se dilatan para aumentar el aparte de la sangre hacia la región, con la finalidad de acelerar la resolución del problema. Una disminución en el calibre de los vasos sanguíneos perjudica este proceso natural de defensa del cuerpo;
  2. Altera los latidos de los cilios, que ayudan a eliminar microorganismos y cuerpos extraños de la mucosa de la garganta.

Además de eso, el abuso del helado y bebidas frías puede aumentar el dolor y la irritación en la garganta.

En caso de garganta inflamada o gripe, consulte a su médico de cabecera para recibir un diagnóstico y tratamiento adecuados, así como indicaciones sobre las cosas que debe evitar en cada caso.

Última actualización el 28 de Mayo de 2018 a las 02:36 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados