Helicobacter pylori

Helicobacter pylori: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es el Helicobacter pylori?

El H. pylori es una bacteria que se encuentra en la mucosa del estómago y que puede causar gastritis, úlceras y cáncer de estómago. Se calcula que el H. pyroli está presente en al menos la mitad de la población mundial. Sin embargo, sólo unapequeña parte de los portadores llegan a desarrollar alguna enfermedad relacionada con la bacteria.

La infección por H. pyroli suele suceder durante la infancia y está relacionada con malas condiciones de higiene. Se cree que la transmisión ocurre de persona a persona por vía oral-oral y fecal-oral.

La transmisión por vía oral-oral ocurre a través del contacto con la saliva o vómito de alguien infectado. Ya la vía fecal-oral es más predominante en comunidades con bajo nivel socioeconómico. En este caso, el H. pylori sería transmitido por la ingesta accidental de heces, agua o alimentos contaminados por la bacteria.

¿Cuáles son los síntomas?

Una vez en el estómago, el H. pylori se multiplica y provoca una inflamación crónica en las paredes del órgano (gastritis). La bacteria debilita la capa protectora de mucosa del estómago y del duodeno, permitiendo que el ácido entre en contacto con la pared sensible de estos órganos.

En la mayoría de las personas, la inflamación no llega a provocar síntomas o enfermedades, y permanece así hasta el final de sus vidas. Sin embargo, una cantidad pequeña de personas desarrolla úlceras en el estómago o en la parte inicial del intestino (duodeno), o incluso cáncer de estómago derivado de esta infección.

El H. pyroli no causa síntomas en la gran mayoría de las personas infectadas. La presencia de síntomas indica que el H.pyroli ya ha provocado alguna enfermedad en el estómago, como gastritis, úlcera o cáncer.

La gastritis puede causar dolor y ardor en el abdomen, náuseas y vómitos, pérdida del apetito, sensación de saciedad precoz, incluso con una pequeña cantidad de alimento ingerido.

El principal síntoma de la úlcera gástrica es un dolor que quema en la “boca del estómago”, que comienza 2 a 3 horas después de una comida. Cuando el estómago está vacío, en medio de la noche, el dolor aparece y suele mejorar después de comer algo.

En cuando a los síntomas del cáncer de estómago, estos pueden incluir vómitos con sangre, sensación de hinchazón estomacal después de comer o sensación de satisfacción precoz al comer, dolor abdominal tipo úlcera, acidez fuerte, falta del apetito, diarrea, pérdida de peso, heces oscuras, pastosas y con un olor fuerte, piel pálida, entre otros síntomas.

El diagnóstico del H. pylori puede realizarse por endoscopia o métodos no endoscópicos. La endoscopia puede detectar el Helicobacter pyroli a través de una prueba de ureasis o por revisión del tejido del estómago. La bacteria puede también ser cultivada en pequeñas muestras obtenidas por medio de una biopsia.

El H. pyroli también puede ser detectado a través de métodos menos invasivos, como la prueba respiratoria y la identificación de anticuerpos en la sangre y heces.

¿En qué consiste el tratamiento?

Las infecciones por H. pylori son curables. El tratamiento suele incluir tres medicamentos: un inhibidor de la producción de ácido gástrico y dos antibióticos, que deben ser administradas durante 7 a 14 días. La asociación de estos medicamentos puede eliminar completamente el H. Pyroli en hasta el 95% de los casos.

El tratamiento para erradicar el H. pylori es indicado solo en los casos en que la bacteria provoca una enfermedad en el portador, como úlcera en el estómago o en el duodeno.

Si bien el H. pylori está presente en más de la mitad de la población mundial, sólo una pequeña parte de la población desarrollará alguna enfermedad causada por el microbio.

Los familiares de primer grado de los pacientes con cáncer de estómago deben realizarse un examen para detectar la presencia de H. pyroli en su organismo, ya que la bacteria es un importante factor de riesgo para el desarrollo de este tipo de cáncer. En caso de diagnóstico positivo para H. pylori, los familiares deben también realizarse el tratamiento.

Aún no existe una vacuna para el H. pylori. Varios estudios han sido realizados en ratones, aunque sin grandes resultados en humanos.

El gastroenterólogo es el especialista responsable del tratamiento del H. pylori.

Última actualización el 9 de Septiembre de 2018 a las 08:28 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados