¿Qué puede causar los grumos en la leche materna?

La leche con grumos es causada por la permanencia prolongada de la leche en el pecho, que puede ocurrir cuando las mamas no son vaciadas completamente. Como resultado, la leche que queda en el ducto de la mama forma pequeños bultos, formando “grumos”, causando dolor en los senos.

Esta es una situación bastante común, principalmente en la primera semana después del parto, cuando ocurre una producción excesiva de leche.

Para evitar la formación de grumos, se debe retirar el exceso de leche manualmente después de cada vez que se alimente al bebé y colocar una compresa fría alrededor del seno durante3 minutos (no sobrepasar este tiempo, pues puede tener una reacción adversa).

La compresa fría ayuda a reducir la producción excesiva de leche, facilita el vaciado de la mama y alivia el dolor.

Las compresas calientes pueden aumentar aún más la producción de leche y provocar quemaduras en las mamas, por lo que no deben ser usadas.

Otras formas de evitar que la leche forme grumos:

  • Dejar que el bebé succione a voluntad, siempre que él quiera;
  • Cuando las mamas están muy llenas, se debe retirar el exceso de leche y ofrecer pecho con mayor frecuencia;
  • Usar sostén de tamaño correcto, que proporcione un buen soporte a los pechos y evite la formación de grumos de leche.

El mejor tratamiento contra la formación de grumos es ordeñar las mamas. Si después de 24 horas no hay mejora, la mama presenta enrojecimiento y la mujer tiene fiebre, se debe acudir con un ginecólogo para evitar complicaciones como mastitis o abscesos.

Última actualización el 5 de Mayo de 2018 a las 07:03 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados