Granitos en los brazos: causas y qué hacer

¿Cuáles son las causas?

Los granitos en los brazos pueden ser señal de queratosis pilaris. Se trata de un problema genético que ocurre debido a la acumulación de queratina, una proteína que forma la barrera de defensa de la piel. Este exceso de queratina bloquea la salida del pelo y se forma en su lugar un “granito”, llamado pápula.

Las p;apulas son pequeñas y ásperas, y pueden ser confundidas con espinillas. Estos granitos pueden surgir en cualquier parte del cuerpo que tenga pelos, aunque son más frecuentes en los brazos.

La queratosis pilaris es común en personas con síndrome de Down, aunque está presente en cerca del 30 a 40% de la población. Los individuos con piel seca o dermatitis atópica tienen más riesgo de tener este problema.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de la queratosis pilaris se realiza con hidratantes y medicamentos queratolíticos, que disminuyen los depósitos de queratina de la piel y hacen que los granitos desaparezcan temporalmente. Sin embargo, al dejar de usar el producto, las pápulas vuelven a aparecer.

Reventar, o intentar remover de cualquier otra manera estos granitos no es recomendado, debido a que puede dañar la piel y causar infecciones.

El dermatólogo es el especialista indicado para evaluar y prescribir el tratamiento más adecuado para este problema.

Última actualización el 7 de Junio de 2018 a las 05:27 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados