¿Un golpe en los testículos puede causar infertilidad?

Para que un golpe en los testículos pueda causar infertilidad debe ser muy fuerte, al punto de provocar ruptura o lesión grave en estos órganos. Recibir un golpe leve en los testículos, como un balonazo, raramente causará esterilidad.

Los testículos tienen un revestimiento fibroso resistente, que envuelve y protege el tejido delicado de la glándula. Sin embargo, si bien se trata de una situación muy rara, esta protección puede rasgarse o fracturarse cuando es acometida por una fuerza violenta.

Los tipos de trauma testicular que pueden causar lesiones y provocar infertilidad son:

  • Golpes en deportes de riesgo, como artes marciales, esquí, patinaje (skateboarding), entre otros;
  • Traumas causados por accidentes;
  • Heridas penetrantes;
  • Golpes contundentes en el testículo.

El tratamiento de las lesiones o rupturas puede ser realizado por medio de cirugía, preservando la función de los testículos de producción de esperma y testosterona, además de minimizar el dolor y las cicatrices.

No obstante, hay casos en los que la reparación quirúrgica no puede realizarse u los testículos deben ser removidos, aunque esto difícilmente ocurre. Normalmente es preservar cierta función testicular.

¿Qué hacer al recibir un golpe fuerte en los testículos?

Siempre que reciba un golpe fuerte en los testículos, el hombre debe consultar al urólogo para ser evaluado, principalmente en los siguientes casos:

  • Lesión penetrante en el escroto;
  • Aparición de hematomas e hinchazón del saco escrotal;
  • Dificultad para orinar;
  • Presencia de sangre en la orina;
  • Fiebre después del golpe;
  • Dolor fuerte y constante.

Es importante recordar que el dolor derivado de los golpes más suaves en el testículo, si bien puede ser intenso, no es proporcional al daño casado al órgano, que casi siempre permanece intacto.

Última actualización el 11 de Septiembre de 2018 a las 08:34 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados