¿Fumar y tomar anticonceptivos hace daño?

Fumar y tomar anticonceptivos aumenta el riesgo de ataque cardiaco (infarto) y derrame cerebral (accidente vascular cerebral). Fumar por sí solo ya es muy perjudicial para la salud y aumenta la probabilidad de enfermedades cardiovasculares; combinar el tabaco con los anticonceptivos vuelve este peligro aún mayor.

Este riesgo está relacionado a los anticonceptivos que contiene estrógeno en su fórmula. Las mujeres que fuman, especialmente aquellas con más de 35 años de edad deben optar por anticonceptivos que contienen únicamente progesterona en su fórmula u otros métodos anticonceptivos sin estrógeno.

Además, la nicotina estimula la producción de plaquetas (células responsables de la coagulación sanguínea), favoreciendo la formación de coágulos en las arterias.

El estrógeno, por su parte, es una de las hormonas presentes en los anticonceptivos, que puede provocar la formación de placas en las paredes de los vasos sanguíneos.

Lo ideal es no fumar. No obstante, si la mujer no es capaz de dejar este hábito, se recomienda utilizar algún otro método anticonceptivo para evitar posibles complicaciones. Si usted fuma y usa anticonceptivos o quisiera comenzar a usarlos, consulte a su ginecólogo o médico general para recibir asesoría.

Última actualización el 6 de Septiembre de 2018 a las 10:01 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados