Primeros auxilios en caso de fractura expuesta

Los primeros auxilios en caso de fractura expuesta consisten en los siguientes procedimientos:

  1. Pedirle a la víctima que permanezca quieta y no se mueva;
  2. No intentar colocar el hueso en su lugar;
  3. Evitar el contacto directo con la herida o con el hueso expuesto;
  4. Detener las hemorragias haciendo un torniquete o con una venda;
  5. Limpiar la herida usando solamente agua y suero fisiológico;
  6. Cubrir la región de la fractura expuesta con una gasa o cualquier otro paño limpio, de preferencia estéril, con cuidado para no mover el hueso fracturado;
  7. Fijar la curación firmemente con un cinturón, corbata o pedazo de tela;
  8. Llamar a una ambulancia o llevar a la víctima a un servicio de urgencias, manteniendo el miembro fracturado estabilizado y más elevado que el resto del cuerpo.

Las fracturas expuestas deben ser tratadas inmediatamente por un ortopedista para evitar una infección en el huso o en la herida y prevenir posibles secuelas.

Última actualización el 3 de Mayo de 2018 a las 01:17 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados