Fontanela abultada en el bebé: ¿Qué puede ser?

La fontanela (o mollera) abultada en el bebé es señal de aumento en la presión dentro del cráneo, lo que sugiera alguna inflamación o acumulación de líquido en el cerebro. La fontanela alta o abultada puede indicar un cuadro de meningitis, hidrocefalia, edema cerebral, hemorragia intracraneal, traumatismo craneal, entre muchas otras situaciones o enfermedades que aumentan la presión interna de la cabeza y pueden causar serios daños al desarrollo cerebral del bebé.

Entre las causas más comunes de fontanela abultada en bebés están:

Meningitis: Inflamación de la membrana que protege el cerebro y la médula espinal, provocada por infección viral o bacteriana;

– Encefalitis: Inflamación del cerebro causada por infección de virus o bacterias;

– Encefalopatía hipóxico-isquémica: Edema (hinchazón) y daños cerebrales que ocurren debido a la falta de oxígeno en el cerebro durante un periodo prolongado de tiempo;

– Hemorragia intracraneal: Sangrado en el interior del cráneo;

– Traumatismo craneal: Cualquier golpe en la cabeza se considera un traumatismo craneal, que dependiendo de la intensidad puede causar hinchazón dentro del cráneo y aumentar la presión intracraneal, dejando la fontanela elevada.

Otras posibles causas de fontanela elevada incluyen tumor cerebral, enfermedad de Lyme, insuficiencia cardiaca, leucemia, hipertiroidismo, anemia, entre otras.

Cabe recordar que si el bebé llora, vomita o acostado, su fontanela puede elevarse. En este caso, se trata de una situación normal y no representa nada grave. Sin embargo, si la fontanela sigue abultada después de que el bebé se tranquilice o estuviera en una posición vertical, debe ser revisado por un médico urgentemente.

Lleve al bebé inmediatamente con un médico si notara cualquier abultamiento en la fontanela, principalmente si el niño se mostrara soñoliento o con vómitos.

Última actualización el 3 de Junio de 2018 a las 11:20 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados