Flujo vaginal marrón. ¿Qué puede ser?

El flujo vaginal marrón puede ser causado por diferentes condiciones y enfermedades, entre ellos una infección bacteriana (suele ser un flujo amarillo, aunque puede también tener una coloración marrón claro y marrón oscuro cuando este flujo se mezcla con sangre, lo cual puede indicar heridas sangrantes en el cuello del útero o paredes vaginales) o provenir de las paredes uterinas (altearción menstrual).

Infecciones y otras enfermedades

Gran parte de los flujos vaginales crónicos son causados por los preservativos. El látex de los condones puede provocar alergias en algunas mujeres, que desregulará el pH vaginal y creará un ambiente propicio para la proliferación de bacterias que causan vaginosis bacteriana. Los productos de higiene íntima también son otro agente que provoca irritación. Las duchas pueden causar la destrucción de las bacterias benéficas (flora vaginal normal – bacilos de Doderlein) que impiden la proliferación de bacterias malignas causantes de enfermedades como las vaginosis. El uso de jabones, lubricantes y cremas vaginales sin indicación médica es otro factor que puede explicar flujos vaginales frecuentes.

Muchas mujeres desarrollan alergia a una sustancia química llamada propilenglicol, que la mayoría de los productos íntimos contiene. El ginecólogo podrá prescribir un tratamiento adecuado para estos casos.

Sin embargo, cuando se trata de una infección bacteriana vaginal, generalmente hay síntomas que acompañan el flujo vaginal:

  • Ardor;
  • Olor fuerte y desagradable;
  • Hinchazón;
  • Prurito (picazón);
  • Enrojecimiento.

El flujo vaginal marrón puede también ser causada por un caso de enfermedad inflamatoria pélvica (EIP), que es grave y puede necesitar internación hospitalaria para su tratamiento. Por otra parte está la posibilidad de cáncer de cuello uterino, de endometrio, pólicos o miomas uterinos, endometritis y otras enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea.

Relaciones sexuales

Como mencionamos anteriormente, el flujo marrón oscuro suele indicar sangrado en alguna región del aparato reproductor. El sangrado puede venir de las paredes vaginales o del cuello del útero, como consecuencia de relaciones sexuales intensas o repetidas.

Embarazo

En las primeras 12 semanas de embarazo, algunas mujeres pueden presentar una secreción vaginal color marrón. Este pequeño sangrado puede deberse a la implantación del embrión en la pared uterina (nidación). En estos casos, el sangrado es semejante a la menstruación, aunque en menor cantidad, con una coloración más clara y dura pocos días.

La vagina se vuelve más sensible durante el embarazo, pudiendo sangrar con mayor facilidad durante las relaciones sexuales o exámenes ginecológicos. Además, aumenta la probabilidad de infecciones durante este periodo. Siempre que ocurran sangrados o flujos durante el embarazo, incluso si son comunes, se deberá consultar al ginecólogo para descartar condiciones graves, como ruptura de las trompas uterinas, aborto, placenta previa, desprendimiento prematuro de la placenta, ruptura de la vasa previa, entre otras causas.

Menstruación

Puede haber secreción de un fluido marrón después de la menstruación, lo cual normalmente se debe a restos de menstruación que la mucosa uterino no pudo eliminar totalmente (escape menstrual, por alteraciones hormonales). También suele ocurrir en las primeras menstruaciones de la adolescencia.

Menopausia

La menopausia también puede desencadenar un flujo vaginal marrón oscuro, en raros casos, ya que la disminución de las hormonas característica del periodo fértil de la mujer puede resecar la mucosa e irritar el área genital, pudiendo llegar a causar picazón. Puede ocurrir también en la premenopausia.

En caso de flujo vaginal de cualquier tipo, consulte a su ginecólogo.

Última actualización el 13 de Abril de 2018 a las 07:35 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados