Fibrosis pulmonar: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es la fibrosis pulmonar?

La fibrosis pulmonar idiopática es una enfermedad crónica no infecciosa, caracterizada por la sustitución del pulmón por tejidos de cicatrización (fibrosis), interfiriendo en la capacidad pulmonar de intercambiar gases (oxígeno y dióxido de carbono).

La causa de esta enfermedad es desconocida y puede tener una evolución lente, de años, o bien puede progresar rápidamente, en cuestión de meses.

Si bien la evolución lenta y progresiva es más común, la fibrosis pulmonar no deja de ser fatal, provocando la muerte del paciente en aproximadamente 2 a 4 años después del diagnóstico.

La mayoría de los pacientes son hombres de más de 60 años, fumadores o no fumadores. Los síntomas más comunes de la fibrosis pulmonar son:

  • Falta de aire, que empeora progresivamente;
  • Tos seca durante más de 6 meses;
  • Dedos hinchados;
  • Con el tiempo, las extremidades del cuerpo, incluyendo las puntas de los dedos, pueden adquirir un tono azulado debido a la falta de oxigenación.

¿Cuáles son los síntomas de la fibrosis pulmonar?

El principal síntoma de la fibrosis pulmonar es la falta de aire. Al inicio, esta falta de aire ocurre al hacer algún esfuerzo, el cual normalmente se atribuye a la edad o a la falta de condición física.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, la falta de aire se agrava, pudiendo surgir al realizar tareas simples, como cambiarse de ropa.

Otros síntomas de la fibrosis pulmonar incluyen:

  • Tos seca que persiste por más de 6 meses (síntoma muy frecuente);
  • Hinchazón de las puntas de los dedos, que ocurre en los casos más avanzados de la enfermedad;
  • Coloración azulada de las extremidades (como las puntas de los dedos) debido a la reducción de la oxigenación.

Puede haber periodos agudos en que los síntomas empeoran considerablemente, que pueden ocurrir después de los primeros meses después del diagnóstico de la fibrosis pulmonar.

Esta enfermedad suele tener una evolución lenta, de años, aunque puede tener mostrar una progresión más rápida, de pocos meses.

La mayoría de los pacientes afectados por la fibrosis pulmonar son hombres de más de 60 años, tanto fumadores como no fumadores.

¿La fibrosis pulmonar tiene cura?

La fibrosis pulmonar idiopática no tiene cura y los tratamientos existentes actualmente no son capaces de controlar la enfermedad o aumentar el tiempo de vida de los pacientes.

El reflujo gastroesofágico es muy común en casos de fibrosis pulmonar y debe ser tratado con medicamentos y cambios en los hábitos, incluso si el paciente no presenta síntomas de reflujo.

La posibilidad de un trasplante de pulmón debe ser evaluada, puede puede mejorar la calidad de vida y aumenta la esperanza de vida.

Los pacientes que presentan una disminución en la oxigenación sanguínea son tratados con suplementación de oxígeno.

En casos en que la reducción del oxígeno solamente ocurre al hacer esfuerzo, el paciente puede utilizar dispositivos portátiles de oxígeno.

¿Es posible prevenir la fibrosis pulmonar?

No hay manera de prevenir la fibrosis pulmonar idiopática, aunque se sabe que el humo está fuertemente relacionado a la enfermedad, por lo que debe evitarse.

Existe una forma hereditaria de la fibrosis pulmonar (menos del 5% de los casos), en la que al menos 2 miembros de la familia son afectados. Por lo tanto, cuando alguien tiene un familiar de primer grado con la enfermedad y presenta alguno de los síntomas, debe acudir con un neumólogo para ser evaluado.

 

Última actualización el 2 de Mayo de 2018 a las 08:59 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados