Fertilización in vitro: qué es y cómo funciona

¿Qué es?

La fertilización in vitro es una técnica de reproducción asistida muy usada en casos de infertilidad.

Se trata de un proceso en el que los óvulos son fertilizados por el espermatozoide fuera del cuerpo de la mujer, in vitro, que en latín significa “en vidrio”.

¿En qué consiste?

La fertilización se realiza de la siguiente manera:

  1. La mujer recibe hormonas reproductivas especiales para favorecer el desarrollo de varios óvulos;
  2. La maduración final del óvulo es inducida por la administración de otra hormona;
  3. Después de 36 horas, el fluido que contiene los óvulos se extrae de los ovarios con una aguja. Este procedimiento suele realizarse con la mujer sedada y el médico utiliza un ultrasonido para guiar la aguja hasta el ovario;
  4. Los óvulos y los espermatozoides son dejados en una incubadora a 37ºC durante 24 horas para que ocurra la fertilización;
  5. Durante este tiempo, sólo uno de los espermatozoides penetra el óvulo y lo fertilizará;
  6. Después de la fertilización, las células se multiplicarán, formando el embrión;
  7. Después de 2 o 3 días, un embrión saludable tendrá 8 células. Entonces será transferido hacia el útero a través de un tubo fino y flexible, donde es dejado para implantarse y generar un embarazo;
  8. Después de 12 a 14 días, es posible conocer el resultado a través de la prueba de embarazo beta-HGC.

¿Cuál es el porcentaje de éxito de la fertilización in vitro?

La tasa de éxito de la fertiliazción in vitro depende de varios factores, como:

  • Edad de la mujer (cuanto más joven, mayor probabilidad de quedar embarazadas);
  • Calidad de los óvulos, espermatozoides, embriones y del endometrio;
  • Fase en que se encuentre el embrión (tercer o quinto día).

Sin embargo, incluso en casos en los que todos estos factores son favorables, hay una probabilidad de que el procedimiento no sea exitoso. La edad de le mujer es el principal factor, ya que la probabilidad de embarazo cae progresivamente con el paso del tiempo.

La tasa de éxito en mujeres con menos de 35 años es superior al 50%, disminuyendo a menos del 20% en aquellas con más de 40 años.

¿Cuáles son los riesgos y las complicaciones de la fertilización in vitro?

Las complicaciones de la fertilización in vitro son poco comunes y no suelen ser graves. Sin embargo, existe un riesgo, aunque reducido, de que la situación se agrave y pueda causar la muerte. Entre las principales complicaciones se encuentran:

  • Complicación aguda causada por la estimulación ovárica: el ovario puede responder exageradamente y provocar el síndrome de hiperestimulación ovárica (SHO). Los casos leves ocurren en el 20% de los ciclos de estimulación, moderados en el3 al 6% de los ciclos y la forma más severa se observa en el 0.5 al 2% de los ciclos de estimulación. Estas complicaciones se han vuelto cada vez menos frecuentes con la implementación de nuevos protocolos.
  • Complicaciones derivadas de la recolección de óvulos:
    • Lesión de la arteria ilíaca: Es muy rara, aunque tiene una gran probabilidad de causar complicaciones serias;
    • Sangrado del ovario después de la punción: Poco frecuente (0,5% de los casos). Puede requerir internamiento de observación y cirugía para cauterizar;
    • Infección después de la punción: Muy rara (0,3% de los casos). Los casos más graves requieren un tratamiento con antibióticos o incluso cirugía;
  • Complicaciones obstétricas:
    • Embarazo múltiple: puede ocurrir en hasta el 20% de los embarazos por fertilización in vitro;
    • Preeclampsia, prematurez, desprendimiento de la placenta, restricción del crecimiento del feto y bajo peso fetal al nacer: Los “bebés de probeta” tienen hasta dos veces más probabilidad de presentar problemas de crecimiento, bajo peso al nacer y parto prematuro. La mujer también tiene un mayor riesgo de desarrollar preeclampsia y tener un desprendimiento de la placenta;
    • Malformaciones fetales: La incidencia de malformaciones en fetos concebidos por fertilización in vitro es mayor que en aquellos de gestaciones espontáneas.

El ginecólogo deberá orientar a la paciente sobre la fertilización in vitro, así como advertirle sobre las probabilidades de éxito y los posibles riesgos.

 

Última actualización el 25 de Mayo de 2018 a las 11:03 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados