Fases del ciclo menstrual femenino

Las fases del ciclo menstrual femenino son: folicular, ovulatoria y lútea.

Fase folicular

La fase folicular se caracteriza por el desarrollo de un fóliculo ovárico con un óvulo dentro, así como la preparación del útero para recibir el óvulo fecundado.

Tiene una duración variable y se extiende del primer día de la menstruación hasta el momento anterior al aumento de la hormona luteinizante, que lleva a la liberación del óvulo (ovulación). Recibe este nombre por el desarrollo característico de los folículos ováricos.

En la primera mitad de la fase folicular, la hipófisis aumenta la producción de hormona foliculoestimulante y, como consecuencia, estimula el crecimiento de 3 a 30 folículos, cada uno con un óvulo.

Sin embargo, tolamente uno de estos folículos continúa creciendo, mientras que el resto se degenera. La fase folicular tiende a ser más corta a medica que la menopausia se aproxima.

Fase ovulatoria

La fase ovulatoria comienza con el aumento de la hormona luteinizante. El óvulo es liberado a partir de 16 a 32 horas después del aumento hormonal. Crece un solo folículo, que sobresale de la superficie del ovario, reviente y libera el óvulo.

Durante la ovulación, algunas mujeres sienten un ligero dolor en las caderas, que puede durar algunos minutos u horas. El dolor puede aparecer antes o después de la ruptura del folículo y no ocurre en todos los ciclos. La causa exacta del dolor se desconoce.

Fase lútea

La fase lútea inicia después de la ovulación y dura 14 días, terminando justo antes del periodo (menstruación).

Después de liberar el óvulo, el folículo se cierra formando un cuerpo lúteo (amarillo) que produce una cantidad cada vez mayor de progesterona.

La progesterona provoca un pequeño aumento de la temperatura corpórea durante la fase luteínica y permanece alta hasta el inicio del periodo menstrual.

Luego de 14 días, si el óvulo no ha sido fecundado, el cuerpo lúteo se desintegra y comienza un nuevo ciclo menstrual. Sin embargo, si el óvulo ha sido fecundado, el cuerpo lúteo comienza a producir gonadotropina coriónica humana (HCG), una hormona que mantendrá el cuerpo lúteo, productor de progesterona, hasta que el feto comience a producir sus propias hormonas.

Las pruebas de embarazo utilizan el aumento de los niveles de gonadotropina coriónica humana para detectar el embarazo.

Última actualización el 12 de Mayo de 2018 a las 09:23 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados