¿Qué exámenes se realizan para el diagnóstico de la toxoplasmosis?

Los exámenes requeridos para el diagnóstico de la toxoplasmosis son el IgG e IgM.

La toxoplasmosis adquirida durante el embarazo puede causar problemas en el feto; sin embargo, cuando es adquirida fuera del embarazo es una enfermedad pasajera, benigna y que no deja secuelas.

Información sobre los exámenes

IgM: es el anticuerpo que se libera en la infección aguda, da positivo en los primeros días o semanas después del inicio de la infección y suele mantenerse elevado por algunos meses;

IgG: es el anticuerpo que surge para inmunizar a la persona (protegerla de futuras infecciones de toxoplasmosis), suele dar positivo en las primeras semanas después de la infección y permanece así de por vida.

IgM negativo e IgG negativo: nunca hubo contacto con el protozoario causante de la enfermedad.

IgM positivo e IgG negativo: hay infección y el paciente manifiesta síntomas.

IgM positivo e IgG positivo: infección reciente (semanas o meses han pasado de la contracción de la enfermedad).

IgM negativo e IgG positivo: infección antigua (han pasado meses o años desde la enfermedad).

Última actualización el 7 de Septiembre de 2018 a las 01:05 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados