¿Qué examen permite saber si tengo intolerancia a la lactosa?

La intolerancia a la lactosa se diagnostica a partir de los síntomas y aspectos clínicos del paciente, junto con los resultados de algunos exámenes.

El test de intolerancia a la lactosa evalúa la capacidad del intestino para absorber la lactosa. El paciente, en ayunas, ingiere un líquido con lactosa. Se mide el nivel de lactosa antes y después de la ingesta de este líquido para hacer una comparación. Si el nivel de glucosa un se eleva, el resultado del test es “positivo”, lo cual indica que hay intolerancia en la lactosa. Sin embargo, es necesario considerar los síntomas clínicos para comprobar el resultado de la prueba.

Otra prueba que puede realizarse es el test de hidrógeno espirado. En este test, el paciente también recibe en ayunas un líquido con lactosa para ingerir. Después de algunas horas, se mide la cantidad de hidrógeno en su espiración. Cuando esta es alta, es señal de que la lactosa no ha sido absorbida adecuadamente por el organismo y, por lo tanto, la probabilidad de que haya intolerancia es alta.

Otra prueba menos utilizada es la medición de la acidez en las heces. Este examen se realiza tomando una muestra de heces recién excretadas por la persona. Cuando tienen un nivel de acidez elevado, es probable que sea debido a la intolerancia a la lactosa.

Todas estas pruebas pueden ser solicitadas después de la evaluación clínica por el gastroenterólogo o médico general.

Última actualización el 27 de Abril de 2018 a las 11:02 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados