Estrabismo: qué es, causas y tratamiento

¿Qué es?

El estrabismo es un problema visual en el que los ojos no están alineados adecuadamente, es decir, no apuntan hacia la misma dirección. Mientras un ojo mira hacia enfrente, el otro puede estar desviado hacia adentro, hacia afuera, arriba o abajo.

El estrabismo convergente, también llamado esotropía, se caracteriza por uno de los ojos volteado hacia adentro. El estrabismo divergente, también conocido como exotropía, por el contrario, ocurre cuando el ojo está volteado hacia afuera. Por su parte, el estrabismo vertical se caracteriza por el ojo volteado hacia arriba (hipertropia) o hacia abajo (hipotropía).

Pueden ocurrir combinaciones entre diferentes tpos de estrabismo. Por ejemplo, cuando el ojo se desvía hacia arriba y adentro al mismo tiempo. El estrabismo también puede ser alternante, es decir, el desvío alterna entre un ojo y otro. La desviación también puede ocurrir esporádicamente, principalmente en casos de estrabismo divergente.

¿Cuáles son las causas?

La esotropía acomodativa es la forma más común de estrabismo infantil. Ocurre sobre todo en niños con 2 años o más y se caracteriza por el desvío de los ojos hacia adentro cuando el niño está concentrado en algún objeto.

No obstante, el estrabismo también puede surgir más tarde, teniendo como principales causas:

  • Diabetes;
  • Enfermedades neurológicas;
  • Enfermedades visuales, como hipermetropía en grado elevado;
  • Traumatismos en la cabeza.

Los pequeños desvíos en bebés con menos de 4 meses son normales. Sin embargo, si el estrabismo es acentuado, debe ser investigado. Cuando el estrabismo surge en una fase más avanzada, como en la edad adulta, además del desvío del ojo la persona puede también presentar visión doble.

El tratamiento del estrabismo depende de su causa y pode realizarse con ejercicios, gafas, uso de parches o cirugía, además de inyecciones con toxina botulínica (bótox). El médico responsable del diagnóstico y tratamiento del estrabismo es el oftalmólogo.

¿Hay cura?

El estrabismo es curable, aunque es importante que sea detectado lo más pronto posible. Cuanto antes sea diagnosticado y tratado, mayor será la probabilidad de cura. Incluso en caos que no es posible realizar una corrección total, el tratamiento puede mejorar los problemas visuales y alinear la mirada.

El tratamiento del estrabismo depende de su causa y puede consistir en ejercicios oculares, uso de gatas y parches, inyecciones de Botox y cirugía. En algunos casos, el uso de gafas es suficiente para corregir el estrabismo.

Cuando la persona es capaz de ver bien con un ojo, el tratamiento comienza con la colocación de un parche en el ojo “bueno” para estimular la visión del ojo dañado.

Cuando la visión de ambos ojos es similar, se realiza una cirugía para corregir el estrabismo. La operación consiste en un pequeño corte en el ojo para reposicionar los músculos que controlan los movimientos del ojo.

Otra forma de tratamiento consiste en la aplicación de toxina botulínica (Botox) en el músculo que controla los movimientos del ojo desviado. La toxina, producida por una bacteria, bloquea los impulsos nerviosos y causa parálisis del músculo, promoviendo el alineamiento del ojo.

Última actualización el 7 de Junio de 2018 a las 12:15 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados