¿La esofagitis puede causar dolor de espalda y sangrados?

Sí, la esofagitis puede causar dolor de espalda y provocar sangrados. De hecho, este dolor de espalda es un dolor de pecho que se extiende a la parte posterior del cuerpo. El sangrado, por su parte, puedo ocurrir principalmente en esofagitis causadas por medicamentos o cuando la inflamación es muy grande.

El dolor torácico es uno de los síntomas de la esofagitis, ya que el esófago se localiza en el tórax. Sin embargo, el dolor puede irradiarse hacia la espalda, mandíbula y brazos, siendo frecuentemente confundido con un dolor cardiaco.

Los sangrados son causados a causa de medicamentos tomados en forma de píldoras, que pueden ser antiinflamatorios, corticoides, antibióticos, etc. En estos casos, la lesión ocurre principalmente cuando la pastilla es deglutida sin agua o con el paciente acostado.

Los primeros síntomas (dolor en el pecho, dificultad para deglutir) normalmente surgen algunas horas después de consumir el medicamento. La esofagitis puede convertirse en una hemorragia y perforación del esófago.

Los casos de esofagitis con inflamación intensa también pueden presentar sangrado. La sangra se puede observar en el vómito o en las heces, que pueden ser oscuras debido a la presencia de sangre digerida.

¿Cuáles son los principales síntomas de la esofagitis?

  • Dolor en el tórax o en la garganta: El dolor puede manifestarse como una sensación de ardor, peso o apuñalada, pudiendo extenderse hacia la espalda, mandíbula y brazos. Cuando la esofagitis es causada por reflujo, el dolor puede volverse más intenso después de comer o cuando la persona está acostada;
  • Dificultad para deglutir: Cuando el paciente deglute, tiene una sensación de que el alimento queda atorado en el pecho y que hay un aumento del dolor en el tórax;
  • Sangrado (hemorragia): Puede ocurrir cuando la inflamación es más intensa, con presencia de sangre en el vómito y en las heces.

Sin embargo, el dolor en la espalda y el sangrado pueden ser síntomas de muchas otras enfermedades y no tener relación con la esofagitis.

Por ello, es mejor consultar al médico gastroenterólogo para una mejor investigación.

Última actualización el 5 de Mayo de 2018 a las 07:51 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados