Esofagitis erosiva: qué es, síntomas y tratamiento

La esofagitis es la inflamación de la mucosa del esófago, que se localiza delante de la columna vertebral y es responsable de transportar los alimentos de la boca al estómago.

Síntomas de la esofagitis

Los síntomas de la esofagitis son:

  • Acidez o ardor que comienza en el estómago y puede llegar hasta la garganta;
  • Regurgitación;
  • Sabor amargo en la boca;
  • Mal aliento;
  • Tos seca;
  • Ronquera;
  • Dolor de garganta.

La esofagitis ocurre debido a que el ácido estomacal, importante en la digestión de los alimentos, invade el esófago. La mucosa del esófago no está preparada para recibir este contenido irritante, por lo que es dañado. Las principales causas del reflujo del ácido gástrico hacia el esófago son:

  • Hernia de hiato;
  • Incontinencia del esfínter del interior del esófago;
  • Movimientos peristálticos.

Los principales factores de riesgo asociados al surgimiento de la esofagitis son:

  • Obesidad;
  • Embarazo;
  • Infecciones esofágicas por cándida o virus, que reflejan algún grado de inmunodeficiencia;
  • Enfermedades autoinmunes, como la esclerodermia y la esofagitis eosinofílica;
  • Ingesta accidental de productos químicos cáusticos (esofagitis cáustica);
  • Vómito excesivo, como los que ocurren en casos de bulimia;
  • Consumo de alcohol y tabaco;
  • Cirugía o radiación en el área d pecho o cuello;
  • Uso prolongado de medicamentos, como corticoides y antiinflamatorios.

El diagnóstico se realiza a través del la historia y examen clínicos del paciente, endoscopia digestiva y medición del pH del esófago.

¿Hay cura? ¿En qué consiste el tratamiento?

La esofagitis es una enfermedad curable. El tratamiento incluye algunas modificaciones a la dieta y en el estilo de vida. Puede ser necesario usar algunos medicamentos, como antiácidos y bloqueadores de la secreción de ácido estomacal (bloqueadores H2, como ranitidina y cimetidina, y bloqueadores de la bomba de protones, como el omeprazol, pantoprazol, etc.) EN los casos más graves, puede ser necesaria una intervención quirúrgica.

Se recomienda que los pacientes con esofagitis sigan algunas medidas para aliviar los síntomas:

  • No acostarse después de comer; esperar al menos una hora.
  • Comer en porciones pequeñas, procurando no dejar pasar mucho tiempo entre cada comida.
  • Evitar el consumo de alcohol, bebidas gaseosas (sobre todo refrescos), café y té negro.
  • Evitar alimentos grasosos y condimentados, fritos, salsa de tomate y frutas ácidas (cítricos).
  • Mantenerse dentro del peso saludable. Este se puede determinar calculando el IMC.
  • Realizar actividad física constante.
  • No fumar.
  • No tomar medicamentos sin prescripción médica.

El diagnóstico, seguimiento y tratamiento e la esofagitis es responsabilidad del gastroenterólogo.

Última actualización el 14 de Abril de 2018 a las 03:20 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados