Esclerosis lateral amiotrófica: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es la esclerosis lateral amiotrófica?

La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad que daña los nervios que controlan los músculos y hace que estos se debiliten. Este debilitamiento es lento y provoca que, eventualmente, el músculo deje de funcionar, paralizando a la persona. Es una enfermedad progresiva que tiende a empeorar con el paso del tiempo.

La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad degenerativa que no tiene cura. Su causa es aún desconocida, aunque se sabe de algunos factores de riesgo: predisposición genética, consumo excesivo de glutamato, infecciones virales y uso excesivo de los músculos.

La enfermedad puede ser diagnosticada desde su inicio para dar un tratamiento adecuado a lo largo de su evolución.

¿Cuáles son sus signos y síntomas?

Los principales síntomas de la esclerosis lateral amiotrófica son;

  • Debilidad en los brazos y piernas, al inicio generalmente en un lado (lateral) y extendiéndose después hacia todo el cuerpo;
  • Contracciones, espasmos y atrofia muscular (amiotrófica);
  • Movimientos lentos, torpes y rígidos (esclerosis);
  • Dificultades para deglutir y hablar.

Estos síntomas dependen de la cadena de músculos afectada y, normalmente, la persona comienza a percibir que es incapaz de realizar movimientos simples como caminar, subir las escaleras, cerrar los botones o cremalleras de su ropa, escribir, etc.

Con la evolución de la enfermedad, la persona comienza a tener problemas para respirar, masticar, girar la cabeza y moverse, perdiendo así su autonomía y teniendo que depender de otros para sus cuidados básicos diarios.

¿En qué consiste el tratamiento?

Como se mencionó arriba, la esclerosis lateral amiotrófica no tiene cura.

El tratamiento disponible busca reducir el agravamiento progresivo y aliviar los síntomas. Este tratamiento consiste en el uso de medicamentos específicos para disminuir la progresión de la enfermedad junto con el apoyo de un equipo multidisciplinario que involucra al fisioterapeuta, nutriólogo, fonoaudiólogo, psicólogo y enfermero.

Esto incluye soporte respiratorio con máscara de oxígeno, uso de silla de ruedas, medidas ortopédicas de readaptación, ejercicios de deglución, apoyo psicológico, entre otros.

Última actualización el 25 de Abril de 2018 a las 11:38 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados