Erisipela: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es la erisipela?

Erisipela es una infección de la piel causada por bacterias que habitan naturalmente la superficie de la piel y que penetran a través de picaduras de insecto, micosis o cualquier herida que utilizan como puerta de entrada.

La erisipela generalmente aparece en la pierna, aunque puede surgir también en los miembros superiores y en la cara. Es causada principalmente por bacterias estreptococos y estafilococos, que están presentes naturalmente en la superficie de la piel.

Cuando surge una puerta de acceso, que puede ser una simple picadura de insecto o un rasguño, estas bacterias invaden la piel y se multiplican, causando la infección conocida como erisipela.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la erisipela son:

  • Una mancha enrojecida en la piel con bordes bien definidos, que aumenta de tamaño progresivamente;
  • Temblores;
  • Malestar general;
  • Náuseas y vómitos;
  • Fiebre alta.

Algunas condiciones que aumentan los riesgos de desarrollar erisipela:

  • Insuficiencia venosa crónica;
  • Haberse sometido a una mastectomía;
  • Linfedema;
  • Diabetes;
  • Obesidad;
  • Enfermedades cardiacas y renales.

Erisipela bullosa

La erisipela bullosa es una forma más grave de la erisipela, ya que la infección crece en profundidad y afecta el músculo y la grasa, pudiendo incluso dejar el músculo expuesto o destruirlo.

Generalmente, la erisipela bullosa ocurre en pacientes con diabetes descompensados o con el sistema inmunológico debilitado por el VIH o enfermedades como el cáncer.

La erisipela debe ser tratada por un dermatólogo o infectólogo.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento de la erisipela incluye la administración de antibióticos por vía oral, reposo y elevación del miembro afectado, siempre que la infección no esté en una fase más avanzada.

El uso de antibióticos se mantiene por al menos dos semanas, para evitar recidivas. Después de 3 o 4 días de tratamiento, el paciente mostrará un alivio de los síntomas.

En casa, el paciente también puede aplicar compresas frías para ayudar a controlar la inflamación, aliviar el dolor y la hinchazón en las piernas.

Algunos de los antibióticos utilizados en el tratamiento de la erisipela son;

  • Penicilina, benzatina o procaína;
  • Amoxicilina;
  • Oxacilina;
  • Vancomicina;

Los pacientes que presentan heridas en la pierna o desarrollar una forma grave de la enfermedad, como la erisipela bullosa, deben recibir tratamiento por tiempo indeterminado debido al riesgo de erisipelas de repetición.

Última actualización el 13 de Julio de 2019 a las 01:06 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados