Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC): qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es?

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) es una enfermedad en la que las vías aéreas que llevan aire a los pulmones se estrechan, dificultando el flujo de aire y progresivamente dificultando la respiración. Con el tiempo, el oxígeno en la sangre se vuelve insuficiente, habiendo un exceso de dióxido de carbono y causando el surgimiento de síntomas y falta de aire.

¿Cuáles son los síntomas?

Al inicio de la enfermedad, el paciente no presenta síntomas o, cuando los presenta, son leves. Con el avance de la enfermedad, los síntomas pueden surgir y agravarse:

  • Tos con flemas;

  • Chillido al respirar;

  • Falta de aire al mínimo esfuerzo y durante el reposo;

  • Cansancio;

  • Dolor de cabeza matutino.

¿En qué consiste el tratamiento?

La EPOC tiene cura. El primer paso del tratamiento es dejar de fumar. La EPOC es una enfermedad progresiva causada por los daños que el tabaco causa a los pulmones y vías respiratorias. Independientemente de la fase en que el paciente se encuentre, dejar de fumar es muy importante, ya que ayuda a evitar que los síntomas empeoren.

Los medicamentos disponibles para el tratamiento de la EPOC son para controlar los síntomas y garantizar la estabilidad respiratoria. Dependiendo de los síntomas y de la gravedad de la enfermedad, el paciente podrá usar:

  • Broncodilatadores;

  • Corticoides;

  • Antiinflamatorios;

  • Oxígeno;

  • Cirugía y trasplante de pulmón en casos de gravedad extrema.

La rehabilitación con fisioterapia orientada y ejercicios de fortalecimiento de la respiración son recomendados para mejorar la calidad de vida de la persona.

También es importante realizar cambios a la alimentación con la ayuda de un nutriólogo para garantizar el aporte energético diario necesario.

Las personas con EPOC deben recibir un seguimiento de su enfermedad por un neumólogo.

Última actualización el 4 de Mayo de 2018 a las 07:25 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados