Eosinófilos bajos. ¿Qué significa?

La eosinopenia, condición que se caracteriza por el nivel bajo de eosinófilos, tiene como causas principales el uso de corticoides, estrés y procesos inflamatorios o infecciosos agudos.

Las personas que llevan tratamientos con corticoides normalmente presentan números bajos de eosinófilos.

El estrés agudo causado por miedo, excitación o convulsiones provoca un aumento de la producción de adrenalina. Al inicio, hay un ligero aumento de los eosinófilos (eosinofilia), pero después de algunas horas se observa una eosinopenia moderada.

El estrés crónico, por su parte, aumenta la producción de cortisol, una hormona producida por las glándulas suprarrenales, conocida como “hormona del estrés” justamente debido a su aumento durante periodos estresantes.

El cortisol baja los niveles de eosinófilos a través de diferentes mecanismos, favoreciendo la destrucción de estos por otras células de defensa, estimulando la migración de los eosinófilos y disminuyendo la producción de estas células en la médula ósea.

El síndrome de Cushing, una condición caracterizada por el aumento excesivo de cortisol, también está entre las causas de eosinopenia.

Generalmente, los niveles de eosinófilos vuelven a la normalidad después de la retirada de la causa de la eosinopenia.

Es importante señalar que la evaluación del análisis de sangre debe ser hecha por el médico que ha solicitado el examen, quien tomará en consideración los valores de otras células de la sangre junto con la historia clínica y síntomas del paciente.

Última actualización el 4 de Mayo de 2018 a las 02:47 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados