Enfermedad celiaca

Enfermedad celiaca: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es la enfermedad celiaca?

La enfermedad celiaca se refiere a la inflamación intestinal causada por la exposición al gluten, en personas susceptibles.

El gluten es una proteína presente en alimentos derivados de algunos cereales como el trigo, la cebada, el centeno y la avena. Esta proteína desencadena, en las personas portadoras de la enfermedad, la producción de anticuerpos que destruyen ciertas capas de la pared intestinal, causando atrofia.

Esta atrofia de la pared intestinal causa dificultad en la absorción de nutrientes, causando desnutrición y diarrea crónica, que son los principales síntomas de enfermedad celiaca. Otros síntomas secundarios incluyen fatiga y crecimiento reducido en niños.

El diagnóstico se realiza por medio de exámenes de sangre que buscan la presencia de estos anticuerpos, y a través de una biopsia intestinal, en la cual se toma un fragmento del intestino por medio de una colonoscopia para ser analizado posteriormente en el microscopio.

Síntomas

Los principales síntomas de la enfermedad celíaca son diarrea crónica, desnutrición y crecimiento lento en niños. Otros síntomas secundarios incluyen sangrado intestinal, anemia, fatiga, calambres, dolor abdominal, aftas, huesos débiles, entre otros.

La enfermedad celíaca es una inflamación crónica de la mucosa intestinal causada por la exposición, en individuos susceptibles, al gluten, el cual es una proteína presente en ciertos cereales, principalmente el trigo, centeno y avena.

Tratamiento

La enfermedad celiaca no tiene cura pero sí tratamiento.

La enfermedad celiaca es una inflamación del intestino causada por la exposición al gluten (en personas susceptibles), que es una proteína presente en alimentos derivados del trigo, centeno, avena y malta.

El tratamiento consiste en la eliminación completa de estos alimentos de la dieta de la persona. En algunos casos, el uso de corticoides e inmunomoduladores puede ser necesario.

Después de suspender la ingesta de gluten, se espera que los resultados mejoren después de dos semanas, y que el intestino vuelva completamente a la normalidad dentro de 6 semanas.

Después de esto, es necesario mantener la dieta libre de gluten de por vida, ya que incluso una pequeña cantidad de estos alimentos basta para desencadenar nuevas crisis, las cuales se caracterizan principalmente por diarrea, dolor abdominal y mala absorción de los nutrientes, causando desnutrición.

El tratamiento debe ser acompañado por un gastroenterólogo junto con un nutriólogo.

Última actualización el 10 de Septiembre de 2018 a las 10:27 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados