Embolia pulmonar: qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es?

La embolia (o embolismo) pulmonar es una enfermedad que consiste en la obstrucción de la arteria pulmonar por algún émbolo, que puede ser un coágulo sanguíneo, grasa, tumor o aire.

El tipo de embolia pulmonar más frecuente es causado por coágulos de sangre que bloquean la principal arteria que irriga el pulmón. Con esto, el flujo de sangre es obstruido, causando graves consecuencias.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los principales síntomas de la embolia pulmonar son;

  • Falta de aire;
  • Dolor en el pecho;
  • Tos sin o con presencia de sangre;
  • Chillido en el pecho;
  • Aumento de la frecuencia respiratoria;
  • Aumento de la frecuencia cardiaca.

La embolia pulmonar es una patología grave que puede causar la muerte. Toda persona que presente alguno de estos síntomas debe ser evaluado con urgencia.

¿En qué consiste el tratamiento?

La embolia pulmonar tratada a tiempo tiene cura, que puede incluso salvar la vida de la persona.

El tratamiento más común es el uso de anticoagulantes como la heparina. La heparina, normalmente disponible en forma de inyección subcutánea, puede ser aplicada por la propia persona o por algún familiar. Este tratamiento se debe llevar por al menos 3 meses, con una supervisión médica estricta.

Otros tratamientos disponibles consisten en el uso de trombolíticos, remoción del émbolo pulmonar o el uso de filtros en la vena cava inferior.

La elección del tratamiento es definida considerando los factores de riesgo del paciente, así como la disponibilidad de recursos en cada centro de salud.

Última actualización el 13 de Mayo de 2018 a las 12:11 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados