¿Por qué las embarazadas deben tomar ácido fólico?

El ácido fólico en el embarazo sirve para prevenir defectos en una estructura embrionaria que dará origen al cerebro y a la médula espinal del bebé, el tubo neural. Por lo tanto, el ácido fólico es importante para evitar malformaciones en el sistema nervioso central del feto, como la espina bífida y anencefalia (ausencia de cerebro).

La falta de ácido fólico en el embarazo puede causar complicaciones gestacionales y atraso en el desarrollo infantil.

Por lo tanto, se recomienda comenzar a tomar ácido fólico antes del embarazo, con al menos 3 meses de anticipación. Durante la gestación, el uso de la vitamina B9 (ácido fólico) debe mantenerse hasta los 3 meses del embarazo.

El ácido fólico está presente en alimentos como los frijoles/judías, lentejas, soya, vegetales verdes (espinaca, brócoli, col), yema de huevo y berros.

No obstante, las mujeres embarazadas o aquellas que están pensando tener hijos deben tomar el suplemento indicado por el médico. El suplemento es importante no sólo para garantizar la cantidad adecuada de esta vitamina, sino también para mantener los niveles de ácido fólico en el rango normal, ya que en el embarazo estos tienden a disminuir con el aumento del volumen de sangre y de la orina eliminada.

La dosis de ácido fólica recomendada durante el embarazo es de 600 μg por día.

Para más información, hable con su médico obstetra.

Última actualización el 29 de Marzo de 2018 a las 07:11 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados