¿Cómo se eliminan los tatuajes?

El método más usado para remover tatuajes es por medio de láser. El láser atraviesa las capas superficiales de la piel; su energía es absorbida por la tinta, provocando una división del pigmento en micropartículas, que son absorbidas y eliminadas por el cuerpo.

Antes de las sesiones con láser se puede aplicar en la piel un anestésico en forma de gel o inyección para disminuir el dolor y ardor que este tipo de procedimiento suele provocar. El tipo de rayo a utilizar depende de los pigmentos del tatuaje y puede ser Q-switched Ruby, Q-switched Alexandrite o Q-switched Nd: YAG.

El número de sesiones necesarias para eliminar el tatuaje y el éxito de su eliminación total depende de diferentes factores relacionados a la piel y al procedimiento. Estos son:

  • El dolor del tatuaje;
  • Tal tamaño del tatuaje;
  • La profundidad del tatuaje;
  • Las características de la piel (coloración, sensibilidad, capacidad de cicatrización y alergias).

Otros métodos para remover tatuaje son: dermoabrasión, cirugía plástica, peelings químicos y luz pulsada. No obstante, son menos usados debido a que presentan un mayor riesgo de provocar cicatrices.

Última actualización el 5 de Septiembre de 2018 a las 07:07 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados