¿Cuáles son los efectos de la marihuana?

La marihuana produce efectos físicos y psíquicos en el organismo. Los efectos agudos con aquellos observados poco después de fumar y que pueden permanecer por algunas horas. Los efectos crónicos, por otro lado, son consecuencia del uso continuo de la marihuana durante semanas, meses o años.

Los efectos físicos agudos incluyen: ojos rojos, boca seca y aumento de la frecuencia cardíaca (taquicardia), pudiendo sobrepasar los 140 latidos por minuto.

En cuando a los efectos psíquicos agudos de la marihuana, estos dependen de la calidad de hierba y de la sensibilidad de cada persona. Por lo general, hay una sensación de bienestar, calma, relajación y ganas de reír. Sin embargo, en algunas personas los efectos pueden ser menos agradables, y sentir angustia, ansiedad, aturdimiento, temblores y sudoración intensa.

La marihuana también altera la percepción del tiempo y del espacio. Quince o veinte minutos parecen durar una hora o más. La persona siente que ha pasado mucho más tiempo que lo real. Las distancias también parecen ser mucho mayores de lo que realmente son.

Un efecto común de la marihuana es la pérdida de la memoria a corto plazo, que es la encargada de almacenar la información que nos acaba de ser presentada. Bajo el efecto de la droga, la persona se olvida fácilmente de algo que acaba de leer u oír, como el nombre de alguien o un número, por ejemplo.

Dependiendo de la sensibilidad del organismo a la droga o de la cantidad de marihuana consumida, puede haber delirios y alucinaciones. Los delirios se caracterizan por la “manía de persecución” (paranoia), que puede llevar al pánico. Por ejemplo, la persona entra a un lugar, ve a un policía y quiere salir corriendo porque cree que la policía está ahí para detenerlo. La alucinación, por su parte, se refiere a ver u oír algo que no existe.

Mientras que los efectos físicos agudos de la marihuana no pasan de pequeñas alteraciones, sus efectos crónicos en el cuerpo son mucho más amplios. El uso continuo de marihuana afecta considerablemente los pulmones y la producción de la hormona masculina testosterona.

La irritación causada por el humo puede provocar bronquitis y problemas respiratorio. El humo de la marihuana contiene más alquitrán que el del cigarro común, además de contener una sustancia altamente cancerígena llamada benzopireno.

El uso crónico de la marihuana también puede reducir a la mitad la cantidad de testosterona en los hombres, pudiendo afectar en la producción de espermatozoides y causar infertilidad. Sin embargo, este efecto desaparece al dejar de fumar la hierba.

Los efectos psíquicos crónicos de la marihuana se caracterizan por daños en el aprendizaje y la memoria, además de la falta de motivación. Algunas personas pueden volverse dependientes a la marihuana al punto de organizar su rutina en torno al uso de la droga y desvalorizar otras cosas importantes.

También se sabe que fumar marihuana puede empeorar el cuadro de la esquizofrenia o promover el desarrollo de la enfermedad cuando aún no es tan evidente.

Última actualización el 6 de Junio de 2018 a las 07:32 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados