Dolor en el tendón de Aquiles: ¿qué puede ser?

Índice de Contenidos

Posibles causas

El dolor en el tendón de Aquiles es un síntoma de la tendinitis (inflamación del tendón). La tendinitis de Aquiles causa dolor en la parte trasera de la pierna y cerca del talón.

El tendón de Aquiles, también conocido como tendón calcáneo, liga los músculos de la pantorrilla a los huesos del talón. Es a través de él que los músculos empujan al pie hacia abajo para impulsarnos cuando caminamos, corremos o saltamos.

A pesar de ser un tendón bastante fuerte y soportar grandes tensiones, el tendón de Aquiles también puede inflamarse cuando es sobrecargado por el uso excesivo o repetitivo.

Los principales síntomas de la tendinitis son el dolor y la rigidez en el tendón de Aquiles al levantarse, dolor en el tendón o detrás del talón que empeora al caminar, correr o subir escaleras, dolor intenso el día después de los ejercicios, hinchazón y aumento del volumen del tendón,

En el tendón de Aquiles, las principales causas de tendinitis están relacionadas con el esfuerzo repetitivo, como caminar, correr, saltar, subir escaleras… Todos esos movimientos pueden generar tendinitis y causar dolor en el tendón de Aquiles.

La tendinitis también puede ser causada por un crecimiento óseo en la zona de inserción del tendón en el hueso (espolón calcáneo), traumas (golpes), uso de zapatos que aprietan el tendón, infecciones, así como otras enfermedades menos comunes.

La tendinitis de Aquiles puede ocurrir en medio del tendón o en la parte inferior del talón, donde se inserta en el hueso. En el primer caso, que es más común en personas jóvenes y activas, ocurren pequeñas rupturas en el tendón, que se hincha y engrosa. En el segundo, las partes dañadas del tendón pueden calcificarse y generar un espolón calcáneo.

Tratamiento

Para aliviar el dolor en el tendón de Aquiles, la primera cosa que hay que hacer es disminuir o interrumpir las actividades que empeoran el dolor, como correr y saltar. La aplicación de hielo también ayuda a controlar la inflamación y aliviar el dolor. La aplicación puede realizarse a lo largo del día, cada 2 horas, durante 20 minutos.

El tratamiento de la tendinitis también puede incluir medicamentos antiinflamatorios y fisioterapia (electroterapia, termoterapia, ejercicios de estiramiento y fortalecimiento). La cirugía puede realizarse en casos en los que el dolor no mejore después de 6 meses de tratamiento.

Si el dolor persiste, es mejor consultar a su médico de cabecera o a un ortopedista para recibir el diagnóstico y tratamiento adecuados.

Última actualización el 6 de Junio de 2018 a las 06:04 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados