Dolor en las costillas. ¿Qué puede ser?

El dolor en las costillas puede ser causado por alguna condición como:

  • Contusión o fractura de costillas;
  • Inflamación del cartílago cercano a la costilla (costocondritis);
  • Osteoporosis;
  • Dolor pleurítico, cuando hay inflamación de la pleura (membrana que envuelve los pulmones);
  • Inflamación en un nervio cercano a la costilla, como ocurre en el herpes zóster;
  • Inflamación del músculo que se localiza entre las costillas.

Es importante diferencias si el dolor se localiza sobre la costilla, o entre estas, o si el dolor viene de una parte más profunda, ya que el problema puede localizarse ene los órganos dentro de la cavidad torácica, como los pulmones, el esófago y el corazón.

En caso de contusión o fractura de la costilla, inflamación del cartílago o del músculo, es necesario usar por algunos días (no más de 5, siempre con indicación médica) antiinflamatorios y analgésicos simples. También se recomienda guardar reposo.

Si se trata de osteoporosis, se debe confirmar por densimetría ósea, y el tratamiento consiste en reposición de calcio y vitamina D, así como la administración de drogas como alendronato. El tratamiento debe ser orientado por el médico general, reumatólogo o ortopedista.

En caso de ser dolor pleurítico, se debe investigar la causa de la inflamación de la pleura, que podrá ser infecciosa (como en el caso de la tuberculosis pleural), neoplásica (asociada al cáncer) o por altearción estructural (como en el caso de la acumulación de líquido, sangre o aire en la plaura). El tratamiento deberá ir enfocado a la causa.

En caso de tratarse de dolor por herpes zóster, se debe iniciar un tratamiento con antivirales, como aciclovir, valaciclovir o fanciclovir, así como el uso de analgésicos potentes y neurolépticos como la carbamazepina y gabapentina, y corticoides para disminuir la inflamación.

Si usted siente dolor en sus costillas, consulte a un médico para ser examinado.

Última actualización el 19 de Abril de 2018 a las 12:00 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados