Dolor y dificultad al deglutir. ¿Qué puede ser y qué hacer?

El dolor y la dificultad al deglutir pueden ser síntomas de garganta inflamada. Las infecciones en la garganta pueden ser causadas por virus o bacterias y pueden atacar las amígdalas (amigdalitis) o la faringe (faringitis).

Los síntomas de la inflamación de garganta pueden incluir:

  • Dolor de garganta;
  • Dificultad para deglutir alimentos sólidos;
  • Sólidos;
  • Hinchazón de los ganglios del cuello y de la mandíbula;
  • Irritación en la garganta, pudiendo haber enrojecimiento;
  • Presencia de placas de pus en la garganta (amigdalitis);
  • Ronquera.

Para tratar la garganta inflamada es necesario diagnosticar antes si la infección es bacteriana o viral. Si fuera causada por virus, el tratamiento se realiza con antiinflamatorios; si la causa fuera una bacteria, se prescriben antibióticos.

¿Qué hacer para aliviar el dolor al deglutir?

Hacer gárgaras con agua tibia y sal ayuda a aliviar el dolor de garganta, sobre todo cuando es causada por una amigdalitis, ya que limpia la garganta y ayuda a eliminar el moco formado por el pus.

Basta con agregar una cucharadita de sal en una taza de agua tibia y hacer gárgaras durante 5 minutos.

Las gárgaras deben realizarse por al menos 3 veces al día y pueden repetirse siempre que sea necesario.

No agregue vinagro o limón a la solución, pues son ácidos y pueden irritar aún más la garganta.

Es importante recordar que las gárgaras solamente alivian el dolor y no tratan la inflamación o la infección.

Por eso, es importante acudir con un médico para recibir la medicación adecuada y que la causa del dolor sea tratada correctamente.

Última actualización el 28 de Mayo de 2018 a las 02:23 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados