Dolor abdominal. ¿Qué puede ser?

El dolor abdominal tiene diversas causas. El abdomen es la región que más órganos del cuerpo abarca, por lo que diagnosticar la causa exacta puede ser un reto para los médicos.

En la mayoría de los casos, el dolor abdominal no es una señal de enfermedad maligna. Sin embargo, cuando el dolor abdominal es muy fuerte y viene acompañado por otros síntomas, como vómitos, diarrea con sangre y fiebre, es necesario acudir con un médico.

Cualquiera de los órganos localizados en el abdomen o en la cavidad pélvica pueden causar dolor en la barriga. En ocasiones, los órganos situados en el tórax también son responsables de ldolor abdominal.

Los órganos que se ubican en el abdomen son;

  • Vesícula biliar;
  • Hígado;
  • Páncreas;
  • Vías biliares;
  • Bazo;
  • Glándulas suprarrenales;
  • Riñones;
  • Intestino delgado y grueso;
  • Estómago;
  • Apéndice.

Los órganos ubicados en la pelvis son:

  • Vejiga;
  • Ovarios, trompas y útero, en mujeres;
  • Recto y sigmoide;
  • Próstata, en los hombres.

La zona del dolor ayuda al diagnóstico, pero no siempre es suficiente. Otras características necesarias para el diagnóstico son el tipo de dolor (cólico, punzada, presión, etc., duración, síntomas asociados (vómitos, diarrea, fiebre o ictericia), factores que empeoran o mejoran el dolor y extensión.

Afortunadamente, en la mayoría de los casos, el dolor abdominal no es señal de ninguna enfermedad grave. Muchas veces el dolor es causado por cólicos intestinales causados por gases en los intestinos.

Las principales causas de dolor abdominal son citadas a continuación, con algunas de sus características:

  • Colecistitis y colelitiasis (piedras en la vesícula biliar): El dolor abdominal ocurre cuando hay una obstrucción del ducto de drenaje de la vesícula biliar por una o más piedras. Cuando la obstrucción es prolongada, surge la colecistitis, que es una inflamación de la vesícula, en la que además de dolor hay fiebre y vómitos, que no mejoran con el paso de las horas. El dolor de la obstrucción de la vesícula es llamado cólico biliar y suele localizarse en el hipocondrio derecho (abdomen superior derecho) y epigastrio; por lo general es un cólico que surge justo después de comer alimentos grasosos.
  • Gastritis y úlcera péptica; Normalmente presenta un dolor que quema en la región superior del abdomen, principalmente en el epigastrio. La intensidad de este dolor es variable y no ayuda a distinguir la úlcera de una simple gastritis. La presencia de sangre en las heces o vómitos con sangre indican una úlcera sangrante y con tratamiento de urgencia.
  • Hepatitis aguda: Las hepatitis más comunes son aquellas causadas por los virus A, B y C, aunque pueden surgir por muchas otras causas, entre ellas la intoxicación por medicamentos o por alcohol. La hepatitis aguda suele causar un dolor erróneamente definido como hipocondrio, generalmente acompañado por ictericia. Requiere de monitoreo de urgencia.
  • Pancreatitis aguda: La pancreatitis aguda suele surgir de 1 a 43días después de haber ingerido grandes cantidades de alcohol, presentándose como un dolor intenso en toda la región superior del abdomen. El dolor de la pancreatitis aguda dura varios días, suele venir acompañado de vómitos y empeora después de comer. Requiere de ayuno prolongado e internación hospitalaria.
  • Piedra en los riñones (cálculo renal): Se caracteriza por un dolor intenso en la región lumbar, unilateralmente. Frecuentemente se extiende hacia el abdomen, sobre todo hacia los lados. Es necesario un seguimiento posterior con el urólogo.
  • Diverticulitis: En la mayoría de los casos, se manifiesta como un dolor en el cuadrante inferior izquierdo del abdomen y en persona con más de 60 años. El dolor dura varios días y suele venir acompañado de fiebre.
  • Apendicitis: Se caracteriza por un dolor creciente, que inicia siendo difuso, alrededor del ombligo, localizándose posteriormente en el cuadrante inferior derecho del abdomen. Es común que haya fiebre con vómito. Requiere de un tratamiento con urgencia.
  • Infección intestinal: La manifestación más común son los cólicos abdominales junto con diarrea y vómitos. Cuando es causada por un virus (como ocurre en la mayoría de los casos), no es necesario un tratamiento específico. En casos de sangre en las heces o fiebre, es necesario llevar un tratamiento con antibióticos.
  • Obstrucción, infarto e isquemia intestinal: Dolor intenso, que empeora progresivamente y afecta todo el abdomen. Debe ser tratado urgentemente.
  • Causas ginecológicas: Enfermedades ováricas, endometriosis, mioma uterino y embarazo ectópico, que pueden estar asociados a alteraciones menstruales.
  • Cólicos menstruales: Los cólicos menstruales ocurren en la porción interior del abdomen y pueden extenderse hacia la espalda y muslos. Síntomas como náuseas, sudoración, dolor de cabeza, heces suaves y mareos pueden aparecer debido a los cólicos.
  • Infección urinaria: Suele ser un dolor en la parte baja del vientre, con ardor al orinar, sensación de vaciado incompleto de la vejiga y aumento del número de micciones, que son siempre en pequeña cantidad. Necesita un tratamiento con antibióticos.
  • Peritonitis: Suele ser un dolor difuso y fuerte, que empeora al presionar el abdomen. Debe ser tratado urgentemente.
  • Tumores de los órganos abdominales o pélvicos.
  • Enfermedad de Crohn y colitis ulcerativa: Suele causar alteraciones en las heces.
  • Cetoacidosis diabética: Dolor difuso, asociado a vómitos; ocurre en pacientes diabéticos.

En caso de dolor abdominal prolongado o que empeora progresivamente, con fiebre, vómitos e ictericia, el paciente debe buscar atención médica inmediata. Cuando los dolores son intermitentes, lo más recomendado es acudir con un médico general o gastroenterólogo.

Última actualización el 11 de Septiembre de 2018 a las 06:43 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados