¿Cuál es la diferencia entre artritis y artrosis?

Artritis es una inflamación de la articulación, mientras que artrosis es una enfermedad crónica que implica una pérdida del cartílago articular y degeneración de los huesos que forman parte de la articulación. En términos generales, esta es la diferencia entre artritis y artrosis.

A pesar de ser padecimientos distintos, la artritis y la artrosis están directamente relacionadas. Esto debido a que la inflamación de la artritis provoca desgaste o destrucción del cartílago articular; con la disminución del cartílago, los huesos entran en contacto uno con otro, generando artrosis. Por lo tanto, de no ser debidamente tratada, la artritis puede convertirse en artrosis.

Las articulaciones son las partes del cuerpo en las que dos o más huesos se unen. Algunos ejemplos de articulaciones son: rodilla, tobillo, cadera, codo, nudillo, entre otros. En las extremidades óseas se encuentran los cartílagos, que evitan el contacto directo entre los huesos y proporcionan amortiguación, permitiendo así movimientos suaves y sin dolor.

Una artritis puede ser causada por infecciones o por procesos inflamatorios que afectan a los componentes articulares, como cartílago, menisco, cápsula articular y ligamento. Puede ocurrir en cualquier articulación del cuerpo.

Los principales síntomas de la artritis son: dolor, hinchazón, calor, enrojecimiento y rigidez de la articulación afectada. Son señales típicas de un proceso inflamatorio (la artritis es la inflamación de una articulación), con excepción de la rigidez. El dolor puede ser constante o no, y puede ocurrir en reposo o durante el movimiento.

Los síntomas de la artrosis pueden incluir dolor, rigidez, hinchazón, pérdida de la movilidad y cambias en la forma de la articulación afectada. Ocurren principalmente en los dedos de las manos y en las rodillas, aunque también son comunes en la cadera y en la columna vertebral. El dolor de la artrosis normalmente empeora con el frío.

El tratamiento de la artritis depende de la causa de la inflamación, pudiendo incluir medicamentos antiinflamatorios, analgésicos, antibióticos, corticoides, inmunosupresores y biológicos, así como fisioterapia, terapia ocupacional, pérdida de peso y cirugías. El objetivo en estos casos en disminuir el dolor, la inflamación y la hinchazón, además de mantener o recuperar los movimientos de la articulación.

El tratamiento de la artrosis puede realizarse por medio de medicamentos analgésicos, antiinflamatorios, inyecciones locales, reposo, pérdida de peso, fisioterapia, uso de férulas y zapatos ortopédicos, y en algunos casos, cirugía.

El reumatólogo es el especialista responsable del tratamiento de la artritis.

Última actualización el 12 de Junio de 2018 a las 03:36 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados