¿En qué consiste la dieta de la hCG?

La dieta del HCG consiste en aplicar inyecciones de hormona hCG y llevar una dieta con muy pocas calorías (cerca de 500 kcal/día). El programa completo tiene una duración de 26 días, con 3 inyecciones diarias.

En los 2 primeros días, no hay ninguna restricción alimenticia. A partir del tercer día de tratamiento, la dieta empieza, con solamente 500 calorías por día. El azúcar y los carbohidratos (pan, narina, arroz, patata) están prohibidos.

La actividad física intensa no es recomendada durante la dieta de la hCG, ya que el cuerpo está quemando muchas más calorías de las que está ingiriendo.

¿Qué es el hCG y cómo actúa en la dieta?

La hCG (siglas en inglés para la gonadotropina coriónica humana) es una hormona producida por el cuerpo durante el embarazo. Entre sus funciones está utilizar la grasa corporal y sus nutrientes para alimentar al feto en desarrollo.

En su forma sintética, puede ser utilizada para tratar la infertilidad y no adelgazar.

Según los médicos que utilizan la dieta de la hCG, esta sustancia “engaña” al organismo, que comienza a trabajar como si la mujer estuviese embarazada.

Así, el cuerpo comienza a quemar grasa, principalmente en las áreas en las que la acumula más, como la barriga, brazos y cadera, preservando los músculos.

Otra justificación para la utilización de la hCG es que ayuda a combatir el hambre y a mantener el suministro de nutrientes hacia el cuerpo, de manera que la persona no se siente débil a pesar de consumir tan pocas calorías.

¿La dieta de la hCG funciona?

Sí, funciona. Cualquier adulto que lleve una dieta de únicamente 500 calorías al día bajará de peso.

SIN embargo, no ha sido comprobado científicamente que la hormona hCG sea específicamente eficaz para perder peso.

De hecho, la evidencia indica que la hCG no tiene ningún efecto en la pérdida de peso. Toda la pérdida de peso se debe, en estos casos, a la retricción calórica.

Esto significa que la pérdida de peso puede deberse únicamente a la dieta pobre en calorías y no a las inyecciones con hCG.

Además, una restricción alimenticia tan severa hará que el cuerpo utilice las proteínas de los músculos e incluso de los órganos, lo cual es contraindicado y puede traer riesgos a la salud, aunque los defensores de este método aseguran que la hormona preserva la masa magra.

De cualquier manera, aunque la dieta funcione, la pérdida de peso acelerada no le permite a la persona crear nuevos hábitos alimenticios para mantener el peso perdido.

La mejor dieta para adelgazar es aquella que promueve una reeducación alimenticia, basada en una dieta balanceada asociada a la actividad física.

Si usted desea adelgazar, consulte a su médico o a un nutriólogo.

Última actualización el 22 de Mayo de 2018 a las 09:27 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados