¿La deficiencia de IgA tiene cura?

La deficiencia de IgA puede ser curable, dependiendo de su causa. EL tratamiento va dirigido a prevenir o tratar las enfermedades que pueden surgir debido a la deficiencia de IgA.

Los pacientes que no presentan síntomas requieren solamente un seguimiento. Los casos de infecciones bacterianas son tratados con antibióticos, que también pueden ser administrados para prevenir nuevos cuadros infecciosos en los casos más graves.

El tratamiento de la deficiencia de IgA puede incluir además preparados orales de inmunoglobulina con IgG y cantidades mínimas de IgA, debido al riesgo de reacción anafiláctica.

Las deficiencias de IgA debido al uso de medicamentos muchas veces se resuelven con la suspensión del medicamento.

Las personas que han sufrido una reacción anafiláctica después de una transfusión de sangre o después de recibir inmunoglobulinas deben usar algún tipo de identificación para prevenir su administración y evitar así la anafilaxia.

La deficiencia de IgA está relacionada a defectos en el linfocito B, Puede ser causada, principalmente, por factores genéticos, uso de medicamentos e infecciones virales.

A pesar de no tener cura en algunos casos, la deficiencia de IgA suele tener una evolución benigna y muchos pacientes llevan una vida prácticamente normal, sin grandes complicaciones. El pronóstico tiende a empeorar cuando la persona desarrolla alguna enfermedad autoinmune.

El inmunólogo es el especialista indicado para diagnosticar y tratar la deficiencia de IgA.

Última actualización el 6 de Abril de 2018 a las 01:20 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados