¿La neumonía es contagiosa?

La neumonía puede ser contagiosa. Neumonía es un término genérico que se refiere a una infección en el tejido pulmonar. Las neumonías pueden ser causadas por diversos agentes, como bacterias, micobacterias, hongos, protozoarios, entre otros, pudiendo incluso estar involucrados más de un tipo de agente, como bacterias y virus. El agente causante de la neumonía está relacionado con la edad del paciente y con la región geográfica. Estos microrganismos, por lo general, circulan en el ambiente y entramos en contacto con ellos muchas veces sin desarrollar ninguna enfermedad. No obstante, hay ocasiones en las que las defensas del cuerpo están bajas y la presencia de alguno de estos microrganismos puede causar neumonía.

El contacto con el microrganismo no significa tener neumonía; además, dos personas distintas pueden desarrollar enfermedades diferentes por un mismo microrganismo.

Generalmente, la neumonía bacteriana no es contagiosa, aunque las neumonías causadas por virus y bacterias atípicas pueden ser contagiosas, eliminando estos microrganismos hacia el exterior del organismo, lo cual permite que se transmita la enfermedad entre personas que conviven en un mismo ambiente. Si bien la neumonía viral es contagiosa, el virus raramente causa neumonía en otras personas; en la mayoría de los casos se limita a una gripe o resfriado.

La tuberculosis es un tipo de neumonía muy contagiosa causada por micobacterias. Los adultos que padecen esta enfermedad liberan al bacilo a través de la tos. Todas las personas que tengan contacto con un paciente de tuberculosis deben ser investigadas para comprobar que no hayan sido contagiadas. Asimismo, los pacientes deberán permanecer aislados y no tener contacto cercano con otras personas hasta iniciar el tratamiento.

Considerando que, en primer lugar, muchas veces no es posible saber con certeza cuál es el microrganismo causante de la neumonía y, en segundo, frecuentemente hay más de un organismo que ha provocado la enfermedad, los pacientes con neumonía deben evitar el contacto directo con otras personas hasta aliviarse. Esta precaución se debe tener especialmente con niños, sobre todo aquellos menores de un año, así como ancianos y personas con otras enfermedades crónicas.

Última actualización el 27 de Abril de 2018 a las 09:56 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados