Colposcopia: qué es y en qué consiste

¿Qué es la colposcopia?

La colposcopia es un procedimiento realizado para examinar la vagina, vulva y cuello uterino con el uso de un colposcopio. Su realización demora, normalmente, de 10 a 20 minutos y no causa dolor, aunque puede provocar un poco de incomodidad. El colposcopio es un aparato parecido a un microscopio, dotado de lentes y luces, diseñado específicamente para examinar la vagina y sus estructuras internas.

¿En qué consiste la colposcopia?

Para la colposcopia, se coloca a la mujer en posición ginecológica y se introduce el espejo vaginal, al igual que en el examen de Papanicolau. A continuación, se coloca el colposcopio en la abertura de la vagina (sin tener contacto con ella) y se realiza una inspección visual detallada del cuello del útero, vagina y vulva con el uso de líquidos (solución salina, Lugol y ácido acético) que ayudarán a lograr a visualizar mejor las posibles anormalidades.

Para la preparación del examen:

  • No aplicar cremas, medicamentos o hacerse duchas vaginales en las 48 horas previas al examen;
  • No tener relaciones sexuales en las 48 horas previas al examen;
  • No estar menstruando;
  • Procurar vaciar la vejiga e intestinos antes del examen para que este sea más cómodo.

El uso de medicamentos o la suspensión de estos dependerá de las indicaciones dadas por el médico. Es importante que la mujer lleve los estudios previamente realizados (Papanicolau o colposcopias anteriores) en caso de que el médico no los tenga. La colposcopia puede ser realizada por embarazadas.

Para más información sobre la colposcopia, consulte a su ginecólogo.

Última actualización el 4 de Septiembre de 2018 a las 05:07 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados