Cólicos en el bebé: causas y tratamiento

¿Qué puede causar cólicos en el bebé?

Los cólicos en el bebé pueden ser causados por cualquier alimento que estimule la producción de gases intestinales. Algunos alimentos, cuando son consumidos en exceso, pueden causar cólicos en el bebé, por lo que la mujer debe evitar consumirlos en grandes cantidades durante la lactancia materna. Algunos de estos son:

  • Café;
  • Leche;
  • Chocolate;
  • Pimiento y comidas picantes;
  • Brócoli;
  • Frijol (judías);
  • Col.

Cabe recordar que no es el alimento en sí lo que provoca los cólicos, sino el consumo exagerado de estos por parte de la madre.

Para evitar los cólicos, se recomienda también que la mujer duerma bien y beba bastante agua, ya que aumenta la producción de leche materna. Los cólicos pueden ser causados por algún tipo de alergia o intolerancia a la leche artificial.

El pediatra es el médico indicado para diagnosticar las causas de los cólicos y prescribir cambios en la alimentación del bebé.

¿Cómo tratar los cólicos en los bebés?

Algunas medidas que se pueden seguir para aliviar los cólicos del bebé:

  • Masajear la barriga del bebé suavemente en sentido de las manecillas del reloj para eliminar los gases;
  • Flexionar las piernas del bebé ligeramente en dirección a la barriga para ayudar a eliminar los gases que estén provocando cólicos;
  • Colocar una bolsa de agua caliente enrollada en una toalla sobre la barriga del bebé;
  • Usar un cochecito de bebé o andadera lo más que se pueda, ya que la posición vertical puede ayudar a aliviar los cólicos del bebé.

Otras medidas que pueden prevenir cólicos en bebés y recién nacidos:

  • Con lactantes, la madre debe evitar alimentos picantes, col, brócoli, legumbres y café, ya que pueden provocar gases intestinales en el bebé y causarle cólicos;
  • Ofrecer solamente en pecho cada vez que se amamante al niño, ya que así, al final, el bebé recibe la leche más espesa, lo cual ayuda a prevenir cólicos;
  • Limitar la intesta de aire a través de los chupones y biberones, empleando chupones contra reflujo;
  • Hacer que el bebé eructe después de mamar;
  • Usar cantidades adecuadas de leche en polvo y agua para preparar los biberones.

Si los cólicos persisten por varios días, se debe consultar al pediatra.

Última actualización el 25 de Abril de 2018 a las 07:10 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados