Coágulos cerebrales: síntomas y tratamiento

¿Cuáles son los síntomas de un coágulo cerebral?

Los síntomas de un coágulo en el cerebro suelen comenzar de manera súbita y pueden aparecer simultáneamente. Los más comunes son:

  • Pérdida de la fuerza, adormecimiento o parálisis de la cara, de un brazo o de una pierna;
  • Dolor de cabeza intenso y persistente;
  • Pérdida de la visión o visión turbia, principalmente en uno de los ojos; visión doble; presencia de una sombra en el campo visual;
  • Dificultad para deglutir;
  • Dificultad para hablar o comprender lo que otros dicen;
  • Vértigo sin razón aparente;
  • Desequilibrio;
  • Falta de coordinación al caminar;
  • Caídas súbitas junto con alguno de los síntomas descritos.

Los síntomas de un coágulo cerebral varían dependiendo de la región del cerebro afectada. Algunos pueden pasar desapercibidos o ser pasajeros, como pequeñas alteraciones en el habla o adormecimiento de un brazo.

Entre las principales causas de coágulo cerebral están:

  • Traumatismo craneal (incluso si ha sido leve);
  • Alteraciones en la circulación sanguínea: Es estos casos, el coágulo puede obstruir un vaso sanguíneo y provocar un derrame (accidente vascular cerebral isquémico);
  • Accidente cerebrovascular hemorrágico: Ocurre cuando un vaso sanguíneo se rompe y la sangre se derrama por una determinada área del cerebro. Es lo que se le conoce como un “derrame”, propiamente.

A los primeros síntomas de un coágulo en el cerebro, la víctima debe ser llevada a una sala de urgencias para ser atendida. Cuando antes sea diagnosticado el coágulo, menores son las probabilidades de complicaciones o secuelas.

¿En qué consise el tratamiento?

El tratamiento de los coágulos cerebrales normalmente consiste en una pequeña cirugía, en la que se hace un pequeño orificio en el cráneo para drenar el hematoma. Cuando el coágulo se ubica en la meninge (capa fibrosa que recubre el cerebro), no es necesario abrir el cráneo.

Otra forma de tratamiento, dependiendo de la localización y extensión del hematoma, es a través de medicamentos anticoagulantes, que vuelven menos viscosa la sangre y disuelven el coágulo cerebral.

Un coágulo en el cerebro aumenta la presión interna del cráneo y provoca la liberación de sustancias inflamatorias que pueden causar daños cerebrales irreversibles. En algunos casos pueden incluso causar la muerte o invalidez del paciente, por lo que requieren de tratamiento médico urgente.

El tratamiento de los coágulos cerebrales lo realiza el neurocirujano.

Última actualización el 9 de Febrero de 2019 a las 11:18 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados