¿En qué consiste la cirugía de hernia de hiato?

La cirugía para corregir la hernia de hiato actualmente se realiza por videolaparoscopia. La laparoscopia consiste en realizar pequeños orificios en la pared intestinal, sin necesidad de grandes cortes. El prefijo video se refiere a la pequeña cámara que es introducida en la región a ser operada para auxiliar el médico a realizar el procedimiento.

Después de la operación hay poco o ningún dolor; el internamiento es de solamente un día y la persona puede volver a su trabajo dentro de una semana (o 14 días cuando hay complicaciones).

La cirugía consiste en disminuir el orificio del diafragma por donde pasa el esófago (hernia de hiato) y construir una válvula (funduplicadura) que impide el reflujo.

Después de la cirugía es necesario llevar una dieta especial por un mes. En los primeros dos días, el paciente solamente podrá ingerir líquidos (agua, leche, té, jugo de frutas, caldo de sopa, gelatina y helado). Después, se introducirán a la dieta alimentos blandos, como cremas, sopa de verdura, pudin, yogurt, etc. Posteriormente, se podrá incluir a la dieta alimentos como pan, frutas y verduras cocidas, arroz, carne molida, pasta y puré de papas. Generalmente después de 30 días se puede comer normalmente, aunque evitando frituras, carnes rojas, dulces y condimentos picantes, como la pimienta, mostaza, cátsup, etc.

Si bien esta cirugía es considerada muy segura, ningún procedimiento quirúrgico está totalmente exento de riesgos. Y es que pueden ocurrir complicaciones después de la cirugía, tales como: hemorragias, lesiones e infección en la herida, órganos o abdomen, incapacidad de vomitar, dificultar para deglutir, entre otras cosas. No obstante, todas estas condiciones son raras.

Recomendaciones postoperatorias:

  • Durante tres semanas ingerir únicamente líquidos y alimentos blandos.
  • Puede haber dificultad temporal para deglutir los líquidos y alimentos.
  • Al inicio, beba líquidos en cantidades pequeñas y despacio, de preferencia sentado o de pie y nunca acostado.
  • Los puntos serán retirados por el médico alrededor de siete días tras la operación. No los retire usted mismo.
  • Evite refrescos (bebidas con gas), bebidas oscuras (café, té negro, refresco de cola), condimentos y alimentos grasosos.
  • Es normal que haya hipo. No se preocupe, desaparecerá en cuestión de horas o días.
  • Es normal sentir que el estómago se ha encogido en los primeros días después de la cirugía. Esto puede causar una pérdida de peso de entre 3 y 7 kg.
  • Es normal sentir gases después de la cirugía, así como dificultad para eructar y vomitar.
  • El dolor en el hombro es común y desaparece en pocas horas o días (suele ser causada por una irritación en el diafragma). En caso de dolor intenso, se deben usar los analgésicos prescritos por el médico.
  • Evite hacer cualquier tipo de actividad física por un mes y ejercicios moderados por dos meses. Absténgase de relaciones sexuales por dos semanas y de conducir por 10 días.
  • Retire el apósito 24 horas después de la cirugía. Limpie la región con una gasa estéril y alcohol a 70% y cúbrala solamente con cinta microporosa adhesiva (Micropore®), cambiándola cada 3 días.
  • Puede mojar el apósito durante el baño.
  • No coloque pomadas, cremas o cualquier otro medicamento o sustancia sobre las heridas. Sin embargo, si la incisión mostrara signos de infección (enrojecimiento, pus, mal olor), contacte a su médico.
  • El paciente puede caminar normalmente y subir escaleras, evitando permanecer en cama.
  • Evitar hacer fuerza, ya que la hernia podría reaparecer.

Es importante recordar que no todos los casos de hernia de hiato requieren de cirugía. Este tratamiento se reserva para los casos más graves:

  • Hernias voluminosas o sintomáticas, incluso tras los cambios de hábitos y el tratamiento clínico;
  • Pacientes que por alguna razón (personal, económica, intolerancia), no pueden continuar con el tratamiento clínico. Se incluyen los pacientes que tienen una buena respuesta al tratamiento medicamentoso, pero no se adhieren a él o no lo siguen correctamente;
  • Casos en los que se exige el tratamiento continuo de mantenimiento con medicamentos para el reflujo en dosis adecuadas, especialmente en pacientes con menos de 40 años de edad y que optan por la cirugía;
  • Esofagitis grave, estenosis de esófago o esófago de Barrett.

El tratamiento clínico o los cambios en el estilo de vida normalmente son suficientes para tratar esta hernia.

En caso de sospecha de hernia de hiato, consulte a su médico o gastroenterólogo.

Última actualización el 7 de Mayo de 2018 a las 07:43 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados