Chancroide (chancro blando): qué es, síntomas y tratamiento

¿Qué es el chancro blando?

El chancro blando o chancroide es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) altamente contagiosa, causada por la bacteria Haemophilus ducreyi, que penetra en la piel por medio de microlesiones causadas por la fricción sexual. Los síntomas ocurren después de un periodo de incubación de 4 a 10 días, que puede llegar hasta los 35 días.

El chancro blando es más común en las regiones tropicales, sobre todo en las comunidades con malos hábitos de higiene. La prevalencia en hombres es mucho mayor que en mujeres, en una proporción de 20 hombres por cada mujer.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas del chancroide se caracterizan por lesiones tipo úlcera, de 1 a 2 cm, generalmente dolorosas, con bordes irregulares, contornos hinchados, rojos y con un fondo irregular, cubiertos por una secreción (exudado) amarillenta, purulenta o necrótica, con olor fétido. Cuando este exudado es removido, se puede notar un tejido granuloso que sangra fácilmente.

Las lesiones del chancro blando son semejantes a las aftas del herpes genital, en donde las vesículas se concentran en un área enrojecida. Cuando las lesiones de herpes genital están acompañadas de candidiasis, pueden ser confundidas con chancro blando.

El chancro blando en el hombre se localiza generalmente en el prepucio, frenillo y ranura de la glande, mientras que en la mujer la infección puede no manifestar síntomas. Cuando estos surgen, sin embargo, las lesiones se localizan en la entrada de la vagina y en la parte interna de los labios mayores. Pueden surgir también lesiones con síntomas discretos en el cuello uterino y pared vaginal.

Las lesiones fuera de los óranos genitales son muy frecuentes. Dependiendo de la fase en que la enfermedad haya sido diagnosticada, entre el 30 y 50% de los pacientes masculinos presentan inflamación unilateral (en un solo lado) en los ganglios linfáticos de la ingle, de evolución aguda, que causa dolor intenso y que culmina con el derrame de una gran cantidad de pus.

La prevención consiste en el uso de preservativos en todas las relaciones sexuales.

¿En qué consiste el tratamiento?

El tratamiento del cancroide o chancro blanco consiste en la administración de antibióticos, que pueden ser: azitromicina, ceftriaxona, ciprofloxacino, sulfametoxazol-trimetropima y eritromicina.

El tratamiento debe ser complementado por medidas de higiene local, así como abstinencia sexual hasta lograr la cura completa del chancroide.

Puede haber necesidad de aspirar los ganglios linfáticos comprometidos con agujas de grueso calibre para aliviar los linfonodos tensos y con secreción. La incisión con drenaje o remoción de los ganglios afectados es contraindicada.

El tratamiento debe ser supervisado por un médico hasta que las lesiones queden totalmente erradicadas. Se recomienda que las parejas sexuales también sean tratadas, incluso si el chancro no llega a manifestarse, ya que son portadores asintomáticos, sobre todo las mujeres.

Para evitar la transmisión de enfermedades sexuales es importante hacer uso del preservativo en todas las relaciones sexuales.

Última actualización el 27 de Abril de 2018 a las 09:53 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados