¿La cerveza interfiere en el efecto de los antibióticos?

Sí, dependiendo de la cantidad, la cerveza puede interferir en el efecto del antibiótico, al igual que cualquier otra bebida alcohólica. Para evitar esto, se debe evitar beber más de una lata o botella (aproximadamente 330 ml) de cerveza. Cualquier cantidad superior a esta es contraindicada.

El alcohol puede comprometer la acción del antibiótico al interactuar con el medicamento, causando efectos colaterales no deseados. El alcohol, además hace que la persona orine más, acelerando la expulsión del antibiótico circulante en el cuerpo. En estos casos, si el paciente está tomando el medicamento cada 8 horas, por ejemplo, puede ya no tener la cantidad suficiente de antibióticos en el cuerpo a la hora de tomar la siguiente dosis, disminuyendo el efecto del medicamento.

Otra razón para evitar el alcohol mientras se está tomando antibióticos es el riesgo de efectos colaterales, ya que ciertos antibióticos pueden interactuar con el alcohol. Los efectos adversos pueden incluir dolor de cabeza, palpitaciones, vómitos, caída de la presión arterial y desmayos.

Además, el antibiótico puede alentar la metabolización del alcohol, prolongando su tiempo de permanencia en el cerebro, hígado y tracto digestivo, lo cual aumenta también su toxicidad en estos órganos.

Por todas estas razones, se debe evitar mezclar el alcohol con antibióticos. Para mayores informes sobre el consumo de alcohol durante el uso de antibióticos, consulte al médico que le ha recetado el medicamento.

Última actualización el 4 de Abril de 2018 a las 06:05 pm.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados