Orina muy amarilla: ¿Qué puede ser la causa?

La orina muy amarilla suele ser una señal de deshidratación. La falta de agua o la pérdida de grandes cantidades de líquido corporal por el sudor producen una orina más concentrada, con una coloración más intensa. En estos casos, además de ser más oscura, la orina también presenta un olor más fuerte.

El color amarillo de la orina indica la concentración de impurezas que el riñón filtró de la sangre y eliminó. Cuando más diluido estén estos residuos, más clara será la orina. Cuando menos diluidos, más fuerte el color de la orina.

Por lo tanto, una orina muy amarilla indica que falta agua en el cuerpo. Esto puede ocurrir, por ejemplo, en días más calurosos en los que la transpiración es más intensa y la ingesta de líquidos es insuficiente para reponer lo que fue perdido por el sudor.

Ya en los días más fríos la pérdida de agua a través de la transpiración es menor. Por lo tanto, el volumen de orina es mayor y tiende a mostrarse más clara. Si el consumo de líquidos es abundante, es normal que la orina sea casi incolora.

Por eso, observar el color de la orina es una buena forma de saber si el cuerpo está bien hidratado o no. Si se muestra muy amarilla, hace falta beber más agua.

Sin embargo, es importante recordar que la orina oscura también puede ser señal de problemas de salud, como una infección urinaria, hepatitis y hasta cáncer en el aparato urinario, principalmente si la orina presenta espuma, pus o un olor demasiado fuerte. Ante estos síntomas, consulte a su urólogo para una evaluación más detallada.

Última actualización el 8 de Junio de 2018 a las 12:38 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados