Dolor en la rodilla. Dolor de rodilla

Dolor en la rodilla: qué puede ser y cómo aliviarlo

Posibles causas de dolor en la rodilla

El dolor en la rodilla puede ser un síntoma de la falta de condición física, exceso o práctica incorrecta de ejercicio, sobrepeso, sedentarismo, lesiones internas en la articulación, artrosis, hernia de disco, entre otras causas.

Cuando el dolor en la rodilla no está relacionada con ninguna lesión, los exámenes de imagen (rayos-X, resonancia magnética) no muestran alteraciones en las estructuras internas de la articulación. En muchos de estos casos, el dolor se debe más bien al exceso de peso, falta de condición física y práctica incorrecta de ejercicios.

Las artrosis también son una causa frecuente de dolor en las rodillas. Se trata de una enfermedad crónica que provoca la degeneración del cartílago articular. Con el tiempo, comienza a haber mayor fricción entre los huesos y la articulación pierde la capacidad de absorber el impacto, causando dolor e inflamación.

El dolor en la rodilla también puede originarse en otra parte del cuerpo e irradiarse hacia la rodilla. Es lo que puede suceder, por ejemplo, en casos de hernia de disco en la columna lumbar. La raíz del nervio sufre una compresión por la hernia en la columna vertebral, generando un dolor irradiado hacia la rodilla.

Las artrosis e inflamaciones en la articulación de la cadera también puede cansar dolor extendido hacia la rodilla y muslo.

Si el dolor en la rodilla suge después de un golpe, como una torcedura durante algún ejercicio, lo más indicado es consultar a un médico ortopedista. Los casos de dolor crónico acompañado de enrojecimiento,hinchazón, aumento de la temperatura local y dificltad de movimiento, deben ser evaluados de preferencia por un reumatólogo.

Cómo aliviar el dolor de rodilla

El alivio del dolor de rodilla depende de la causa. Lo primero que se debe hacer es inmovilizar la articulación y evitar movimientos que agraven el dolor. Después, es importante acudir con un ortopedista para hacerse los exámenes de diagnóstico necesarios para diagnosticar el origen del dolor y comenzar con el tratamiento.

El hielo puede ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón en la rodilla. Se debe aplicar por 20 minutos y, de ser posible, cada dos horas.

No obstante, el tratamiento concreto dependerá de la causa del dolor y podrá incluir medicamentos antiinflamatorios y otros remedios específicos para reparar la articulación, fisioterapia, infiltraciones o incluso cirugía.

Para no empeorar el dolor, se recomienda suspender la práctica de actividad física de impacto, como basquetbol, volibol, futbol y atletismo, así como evitar sobrecargar las rodillas. En algunos casos, el paciente tendrá que perder peso para reducir el impacto en la articulación.

El fortalecimiento de los músculos de la cadera y los muslos, bajo la orientación de un profesional, puede también ayudar a aliviar el dolor en la rodilla en algunos casos.

Entre los cuidados se puede incluir, además, evitar subir y bajar escaleras, así como evitar determinadas posiciones de la rodilla al sentarse, como permanecer mucho tiempo con las piernas dobladas en más de 90 grados o con las piernas cruzadas.

Si el dolor de rodilla persiste, consulte a un médico, de preferencia un ortopedista, para recibir el tratamiento adecuado.

Última actualización el 30 de Octubre de 2018 a las 04:03 am.

Atención: Este sitio web no proporciona asesoramiento médico, diagnóstico o tratamiento. Todos los contenidos son meramente informativos y en ningún caso puede sustituir la relación médico-paciente. Si tiene cualquier duda, por favor, acuda a su centro médico o especialista.

Temas relacionados